Los relojes anti-COVID

Dicen que la temida «segunda ola» de la pandemia del coronavirus ya está aquí. ¿Sí? ¿No? Sea como fuere, se confinan zonas de grandes ciudades, aumentan los contagios y, lo más terrible de todo: suben los hospitalizados. Parece un deja-vu de la situación padecida hace unos meses, pero los expertos vaticinan que esto irá a peor, si en los próximos meses el coronavirus se «camufla» con la gripe.

En Argentina, donde han tenido que enfrentarse a ese problema este invierno, se han reducido los casos de gripe en torno al 60%, pero ha sido fruto de una medida drástica: la férrea cuarentena, que los argentinos ya la definían como «cuareterna» por su larga duración.

Lo que nos temíamos ha ocurrido: Casio se pasa a los invertidos también en Collection

Pues nuestros peores augurios se han cumplido: la nueva variante del W-800, la W-800H-1BV (W-800H-1BVES para España), será invertida. Ya os lo podemos confirmar con fotografía y todo, e incluso su precio, que será de 30 €. Para esta variante «B», Casio le ha diseñado una caja muy «stealh», mezclando tonos grisáceos y negros radicales dando como resultado un aspecto, como se suele decir, muy «táctico». La pena es que, de lanzarla así, por lo menos deberían haberle recubierto en negro también los pulsadores, ya que con ellos tan brillantes resultan quizá demasiado estridentes y bastante «fuera de lugar».

No vendrá solo, parece que en Casio quieren empacharnos de invertidos, porque también llegará un W-735 en negativo, el W-735H-1BV (W-735H-1BVEF) a un precio de 41 €. También de aspecto muy táctico (lo podéis ver tras el salto), han caído los nipones casi en el mismo error: no recubrirle los tornillos frontales, en este caso. Suponemos que por cuestiones de competitividad y de costes no lo han hecho, tratando de mantenerlos al mínimo, cosa que si hubiera sido en otras líneas (por ejemplo G-Shock) seguramente no habrían cometido ese error.

Por cierto, que ambos no varían en sus respectivos módulos, siguiendo ofreciendo las funciones ya de sobra conocidas por casi todos los que periódicamente nos visitáis.

La mejor manera de implementar la información por marcas

Los testigos de activación/desactivación de funciones, también llamados «marcas«, fueron una de las primeras soluciones a las que recurrieron los fabricantes para informar al usuario de los diferentes estados del reloj. No solamente lo hacían para informarnos del cambio de pantalla, sino que, sobre todo en los primeros años ochenta, se utilizaban muy habitualmente para decirnos el nombre del día de la semana, dentro del calendario automático. Muchos recordaréis aquellos digitales con las dos letras del día de la semana fijas como leyendas en su frontal y, bajo ellas, en el display, la marca que se colocaba bajo el nombre del día correspondiente: «TU» para martes, «MO» para lunes, «TH» para jueves, etc. Todavía hay modelos digitales de Epson que aún lo tienen así.

Pero el uso de estas marcas supone un gran inconveniente que, cuando apareció la iluminación por LED y, con ella, la posibilidad «casi» de activar la luz de nuestro reloj sin «fundir» la pila ni agotar la batería, quedó en evidencia: las marcas fuera del display no se veían. Así que las leyendas colocadas por el frontal, cuando existe poca luz ambiental, apenas se distinguen, aún activando la iluminación del propio reloj.

Ya puedes ver los nuevos Casio W-800 en todo su esplendor

Acertamos de pleno con el W-800 cuando os adelantamos en ZonaCasio estas nuevas versiones porque, en efecto, se trata de nuevos colores para sus cajas (con cambios en el color de leyendas también) bajo tres variantes: azul (W-800HM-2AV), verde oliva (W-800HM-3AV) y gris-plateada (W-800HM-7AV). Una pena que no le hayan añadido una variante con caja en rojo, y también, por cierto, que no hayan aprovechado para ponerle un armis (al menos en la versión plateada). Por desgracia, tampoco han actualizado el módulo, y sigue viniendo, lamentablemente, con el temporizador «capado» lo que nos obliga de nuevo Casio a correr el riesgo de dañar el reloj de manera irreversible si no somos muy cuidadosos a la hora de reactivárselo.

El modelo «monocromático» W-800HM-7AV es francamente peculiar, a los que les guste la fotografía en blanco y negro, los antiguos televisores sin color o la época dorada de la radio, seguramente les entusiasmará, porque Casio ha tenido la delicadeza de no incluir color alguno ni siquiera en las leyendas, todas ellas en contraste con el riguroso fondo negro.

Casio actualizará los W-800

Uno de los modelos superventas de Casio, los W-800, sufrirán una actualización próximamente. Para ello Casio lanzará tres nuevas variantes: la W-800HM-2AV, W-800HM-3AV y la W-800HM-7AV. No sabemos si de paso aprovecharán para retirarle el temporizador definitivamente (que los actuales traen «oculto» o «capado») o, esperemos -pero lo dudamos, aunque ojalá nos sorprenden- ya vengan con el temporizador plenamente operativo y activado.

La nomenclatura «HM» seguramente haga referencia a un acabado metalizado (las imágenes que os adjuntamos son recreaciones), probablemente caja de pintura metalizada -como estrenaran hace poco los F-91- en cuyo caso la tendríamos en azul (2A), verde (3A) y plateado (7A), más o menos como los modelos de los mencionados F-91.

El extraño caso del temporizador oculto en los W-800

Hace unos días uno de nuestros lectores se ponía en contacto con Guti para preguntarle sobre cómo activar «la función oculta» de temporizador en el Casio W-800. Esa misma cuestión nos la dejó en el blog, a la cual le respondí que ese reloj no incorporaba esa característica.

En efecto, si leemos los manuales de ambos módulos (tanto el del 3240, como el más reciente 3092, ambos montados en distintas series del W-800) veremos que por ningún lado hay nada que mencione la presencia de un temporizador. Sin embargo, y por increíble que parezca, esa función sí existe, y se puede «reactivar», consiguiendo así un bestial módulo que incluye temporizador, en el ya de por sí muy completo (horario en todos los modos, doble horario, resistencia al agua de 100 metros…) Casio W-800.

Casio W-800, heredero de una afamada estirpe

Entre los G-Shock y los Collection básicos había una serie de relojes, una línea muy admirada pero sin definir, que no era muy conocida salvo por los más fieles seguidores de la marca y por los usuarios más fervientes de sus relojes. Casio la ofrecía como una alternativa robusta, pero más asequible y polivalente que sus famosos G-Shock. A ella pertenecían modelos como los DW-290 o DW-295, pero también otros más antiguos y ochenteros, como los W-290 o los W-770.

Es evidente que los años noventa fueron sin duda los años dorados de esta línea, en los cuales pudimos disfrutar de versiones tan asombrosas como los mencionados DW-295 o los impactantes DW-285, sin lugar a dudas dos de los modelos más representativos de entre los que estamos hablando.

Día del reloj trabajador

Primero de mayo. Día Internacional del Trabajo. ¿Y cual es, por excelencia, el reloj del trabajador? Pues sí, el que podría considerarse el «reloj del obrero» es el F-91.

Cuando el político Ricardo Costa llegó a los juzgados del TSJ, lo hizo llevando un reloj F-91, para dar imagen de «currante», de un simple y honrado obrero. La mayoría de nosotros lo primero que nos hemos comprado cuando tuvimos el primer trabajo «en la calle» fue un F91, para no tener que correr el riesgo de dañar nuestro reloj «de los domingos».