La review más completa del nuevo W-737

Por solo 20 dólares un relojazo, así podríamos resumir lo que supone el W-737 (¿será por eso que no lo tenemos en Europa?), y aunque en tiendas muchos de nosotros, desgraciadamente, no podremos verlos, gracias al canal de Watching Casio sí podemos conocerlo en profundidad. No solo dan un repaso por todo el reloj (por cierto, y como podréis comprobar en el vídeo, no dispone de hora en todos los modos: en cuanto activas el cronógrafo o el temporizador, ésta desaparece), sino que encima comparan su tamaño con el nuevo GBX-100 (son muy similares en proporciones), y hasta lo han «destripado», dejando a la vista su máscara (bastante endeble) y su módulo, con un pulsador central de bastante buena factura, todo hay que decirlo.

Son diez minutos de vídeo que sin duda os encantarán a todos los que améis (amamos) este modelo, y que os ayudará a conocerlo mucho mejor y así decidiros – o no – por él. Lo cierto es que personalmente sigo pensando que es un relojazo, eso sí, tengo que daros la razón a los que decís que su zona de calendario es minúscula, muy minúscula, y que podrían haberla puesto algo más grande (espacio tenían de sobra, solamente con desplazar la línea media de la máscara un poquito hacia abajo).

Tras el salto tenéis este fantástico vídeo de uno de los últimos modelos de Casio.

¡Primeras imágenes de los W-737H en vivo!

Actualización: Ya hay algunas tiendas que van poniendo más imágenes. ¡Las tienes tras el salto!

Original:

Tras anunciarlo Casio USA en pre-venta para Estados Unidos (a 20 $ nada más, por cierto), y confirmar su llegada para aquel país el próximo 15 de septiembre, algunos privilegiados ya han podido tenerlo (y lo que es mejor: mostrarlo) en sus manos. Ha sido Wing Chan desde Hong-Kong, quien también nos desvela que por allí estará a 230HKS (unos 25 €). Entre medias, el precio oficial que anunciaba Casio, que sería de 22 € (aunque de llegar a Europa puede que rozara fácilmente los 30 €…).

Lo que vemos en vivo y en fotos en directo, por fin, nos gusta. Y mucho. El modelo es realmente chulo, los dígitos, muy nítidos y, como decían en Casio, fácilmente identificables y legibles en ese display central tan despejado. Pero sin duda lo más interesante es la imagen que Chan nos muestra de perfil (o inclinado), en donde los dígitos tan pequeños en la parte superior, que sin duda era lo que nos podría generar más dudas, se muestran visibles aún y relativamente legibles. Obviamente el tamaño de la zona calendario es minúscula, pero no molesta demasiado el lateral de la máscara.

Te recordamos que estos modelos, que deberían posicionarse un escalón por encima de los W-800H actuales, Casio no ha querido traerlos a España, pero seguiremos batallando para ver si logramos que los podamos tener en la península.

Casio rinde homenaje a sus modelos más legendarios en el W-737

Casio acaba de presentar para Taiwan los nuevos W-737 que, como bien sabéis, de momento solo y únicamente se venderán por allí. Por cierto – y hago un inciso – que hemos estado hablando con la división de relojería de Casio en España y nos han contado que, aunque no depende de ellos, puede que consigan que en un tiempo acaben recalando por aquí. Ojalá eso sea así y, aunque no «puedan» traernos todos, al menos sí uno o un par de sus versiones, como ha ocurrido con los WS-1200/WSC-1250. También nos han contado que, obviamente, el público quiere todos los modelos en todos los mercados, pero que esto no siempre es posible.

En los apuntes de su presentación Casio hace énfasis en el diseño de estos preciosos «siete-tres-siete«. Indican que se han basado en sus modelos old-school para dar una imagen de reloj con un fuerte carácter retro, aunando también funcionalidad. Por ello, han dividido el display en dos zonas, para liberar el calendario y dedicarle un espacio solo para él. Luego, han incluido un quinto pulsador para facilitar que se opere la iluminación cómodamente, algo que no tenían los anteriores modelos de caja rectangular.

¿Cual reloj te comprarías de entre los últimos de Casio?

¿GBX-100 G-Lide? ¿GWF-A1000 Frogman? ¿O eres más de clásicos, como el W-737 o el MWD-100? ¿Qué tienes en mente de cara a este otoño o/y fin de año? ¿O tal vez esperes ese «algo más» de Casio – difícil, dada la coyuntura sanitaria actual y lo trastocados que tienen todos los planes de producción la mayoría de las marcas-? Vamos por ello, a hacer un pequeño repaso sobre los últimos modelos en llegar, o próximos a aparecer, por si te has perdido alguno o para que compartas con nosotros ese modelo que tienes anotado en tu lista de «posibles» (y por qué no, nos cuentes las razones de esos otros que han pasado quizá a tu «lista negra»).

Algunas decepciones quizá, otros más interesantes de lo que en un primer momento se pensaba, todos ellos tienen sus cualidades y características para hacer ese algo especial que añadir a tu lista de candidatos a acompañarte durante el día. Entremos, pues, en materia.

Ya oficial el Casio W-737, «el GBX-100 del hombre pobre»

Casio International ha anunciado hoy la llegada al mercado para este mes de sus nuevos digitales W-737. Se trata de unos modelos simples, pero muy llamativos y enormemente interesantes. De ellos, recordaréis, os dimos numerosos datos en el anticipo del otro día.

Sin embargo, dada la polémica suscitada por el anterior post sobre los GBX-100, creemos conveniente hacer un inciso al respecto, antes de meternos en harina con los W-737. Es verdad que este tipo de nuevos relojes de Casio cuentan con la posibilidad (tanto en G-Shock como en Pro Trek y demás) de «saltarse» directamente las pantallas y pasar a la principal sin activarle ninguno de sus sensores (cosa que se realiza manteniendo pulsado el botón de cambio de función), de esta manera, el usuario puede poner al principio la función que más suela utilizar, sin tener que pasar por la activación de brújula, barómetro, o lo que tenga el reloj. Sin embargo para hacerlo se requiere antes emparejarlo con un smartphone y trabajar sobre el móvil, no sobre el reloj, ya que no se pueden personalizar los menús o el carrusel de funciones solo con el reloj. Unido a ello nos encontramos además con el handicap de que, de fábrica, los menús de este tipo de relojes suelen venir totalmente desordenados (lo lógico sería que las primeras opciones sean el cronógrafo, temporizador y alarmas, para de esa forma poder hacer uso de la ventaja del «salto de funciones» y salir sin activar los sensores), pues no, suelen llegar con los sensores en primer lugar, lo que además de entorpecer el uso del reloj, desperdician energía. Eso sin olvidar que, como decíamos, hay sensores como el podómetro que no es posible desactivar.

Adelanto sorprendente: el nuevo Casio W-737

Estábamos ansiosos por ver los nuevos W-737 que os adelantamos hace semanas (pero sin fotos en aquella ocasión), y por fin los tenemos aquí. No son imágenes de gran calidad, pero al menos se puede apreciar el aspecto de estos relojes porque en cuanto a su módulo es de sobra conocido por todos (es el 3488, y sigue la tónica habitual de muchos de los W convencionales). Todo su display ha sido construido de «puro y duro» segmento, tecnología más que probada y fiable cien por cien. Pero lo que más llama la atención es su robusto aspecto, con un pulsador frontal para la iluminación, y grabados en forma de tornillería en los laterales. Lo mejor es que tiene un aspecto muy «old school», de digital «de los de verdad», de los de siempre. A eso hay que añadir una resistencia al agua de 100 metros, una enorme pila CR2025 con 10 años de autonomía, y segunda zona horaria.

No hemos encontrado referencias de que incorpore pulsadores silenciables, y es porque Casio no se los ha puesto, lo cual es una auténtica lástima. El sospechoso espacio «vacío» que ves bajo la zona del calendario es debido a que se usa para informar del cambio de modo (que se realiza mediante labels), mientras que el indicador de sonido (que aparecería debajo del segundero) se utiliza para la cuenta audible del cronógrafo (posee indicación de tiempo objetivo). También se puede utilizar esa función en el temporizador que, además, posee función de reinicio automático y, por si fuera poco, es de 24 horas de duración (el cronógrafo también es de 24 horas). Dicho temporizador emite una alarma de 10 segundos, pero la alarma principal (la alarma del calendario) emite sonido durante 20 segundos.