Las ideas locas de Casio: meter una grabadora en una guitarra

…Y no solo la grabadora (que tiraba de casettes, claro), sino también el amplificador incorporado. Todo el equipo, y todo junto, para que uno se montara su propio «estudio de grabación», guardara sus momentos de inspiración, y los pudiera compartir con otros o, simplemente, prestar la cinta (o venderla, quién sabe, si es que era un guitarrista virtuoso).

Este instrumento era un ejemplo de lo que entonces suponía Casio: mezclar cosas ya existentes, pero dándoles una vuelta (un poco loca, si se quiere ver así, pero útil en todo caso… – al menos para algunos -) y ofreciéndolas con un punto de vista diferente que nadie hasta el momento (o muy pocos) habían conseguido materializar. Se llamaba la Casio EG-5 y, para rizar más el rizo, encima funcionaba a pilas (llevaba seis, y también funcionaba con adaptador, claro). Imagínate «la historia»: tus colegas con aquellos mastodónticos equipos encima, con las cajas de amplis que pesaban media tonelada, con sus guitarras, sus cables y todo el tinglado, y tú solo ahí, con unas pilas, «y carretera».

Cuando Casio realizó un prodigio: introducir un sintetizador en una calculadora

Cuando la banda alemana de música techno, Kraftwerk, formada en Düsseldorf en 1970, lanzó su single «Pocket Calculator» en 1981, y recorrió las carreteras con su espectacular show «Computer World Tour» («mundo computerizado»), decidió ir un paso más allá. No solo lograron superar retos en el escenario memorables (como sincronización de música e imágenes, o la colocación de maniquíes en el stage de su canción «The robots»), sino que consiguieron que la propia Casio se implicara con ellos en un proyecto absolutamente alucinante (para la época, e incluso para hoy). Fue, ni más ni menos, que incorporar uno de sus sintetizadores en el modelo de calculadora VL-80. Un modelo que, por cierto, saldría al mercado en una edición especial del grupo musical.

Sin embargo eso fue más bien un genial movimiento de marketing, porque para realizar el sencillo en sí, los chicos de Kraftwerk recurrieron a un modelo comercial y real de Casio ya existente en 1979, la brutal Casio fx-501P («P» de «programable»), que se vendía con una suerte de accesorios y plantillas que, colocadas encima del teclado, convertían este instrumento electrónico en algo muy diferente: pasaba de ser una soberbia calculadora, a ser un sintetizador de música.

Detrás del éxito del momento está un teclado de Casio

Un día la australiana Toni Elizabeth Watson cogió su teclado de Casio y se fue a Byron Bay, en la costa de Nueva Gales del Sur, y comenzó a tocar y cantar por sus calles, como artista callejera. Allí, dice, algunos la aplaudían, otros le daban unas monedas, y también había quien, simplemente, se burlaba. En su primera noche en aquel lugar compuso su Dance Monkey. Hoy es número uno en sitios online como Spotify, Shazam y Youtube.

Conocida con el nombre artístico de Tones and I, con solo 19 años ha logrado que su música llegue a los primeros puestos en Australia, Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Irlanda, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia, Suiza y Reino Unido, además de nominarse su Dance Monkey para siete galardones en los ARIA Music Awards australianos.

Así se hacen las cosas

Esta misma semana Casio anunciaba la comercialización de sus nuevos teclados musicales (con sintetizador) CT-S300 y LK-S250, modelos inspirados en los Casiotone de los ochenta. Con 61 teclas, salida de auriculares y de audio de 1/8″, altavoz integrado y 77 ritmos precargados, además de hasta 400 tonos, estos nuevos modelos de teclados están llamados a convertirse en los superventas de la gama, situándose en un punto medio entre los teclados de inicio o «entretenimiento», y los profesionales, ofreciendo una gran polivalencia gracias a disponer, como suele ser habitual en Casio, de la posibilidad de funcionar con un adaptador AC, o de manera autónoma con seis pilas tamaño AA.

Lo mejor es su precio, el Casiotone CT-S300 nos sale por alrededor de los 140 €, mientras que el Casiotone LK-S250 se comercializará por un poco más, unos 160 €.

La persona más influyente de Asia se va del ejército, y desata una furia por los G-Shock

Tras un periodo de mili obligatoria (donde no lo pasó nada bien, por cierto, tuvo una estancia accidentada en donde incluso se sometió a una operación, y pasó temporadas en varios hospitales militares), el artista conocido como G-Dragon, estrella del K-pop y que fue calificado en su día por la revista Forbes como una de las personas jóvenes más influyentes de toda Asia, anunció la finalización de su servicio militar forzado, al que todos los varones de Corea del Sur deben someterse (tienes el vídeo del anuncio al final).

El hecho de que G-Dragon apareciera llevando un G-Shock para anunciar su retirada de las fuerzas armadas causó que las ventas de este modelo de Casio se dispararan, que, como ves, es un GA-110 convencional.

Alex Aiono: «No Drama», featuring GA-710

· Latest music video «No drama» by Alex Aiono show the G-Shock GA-710.

Pues eso, G-Shock «chupando cámara» en el último vídeo de Alex Aiono, en concreto la variante GA-710B-1A9 (que la «B» no te engañe, en realidad posee el display en positivo, pero a color, en una bonita tonalidad amarilla). Además, el modelo tiene como particularidades detalles en dorado, incluyendo los índices y el pulsador.

El vídeo, y más imágenes del reloj, tras el salto.

Casio luchará contra las falsificaciones elevando la calidad de sus Collection

Tras presentar los resultados financieros del primer cuatrimestre del año, Casio ha esbozado algunas de las estrategias que va a adoptar en el futuro inmediato respecto a sus diferentes líneas. En el terreno de las calculadoras, consideran apostar fuerte por el software de negocios en sus modelos científicos, atendiendo a que estos dispositivos supone el 60% de sus ventas en materia de productos de educación (muy por encima de los diccionarios electrónicos y ex-Word -el 20%- y de los instrumentos musicales -otro 20%-). De hecho, se han incrementado las ventas de calculadoras un 6% durante estos meses, consolidando a Casio como líder indiscutible en dicho sector.

En materia de relojería, el mercado en Europa es bastante complejo, así que van a estimular las ventas de G-Shock entre la gente más joven. De hecho, G-Shock es el puntal sobre el que gira toda la maquinaria de relojería de Casio y al que se centran todos sus esfuerzos, por lo que piensan seguir apostando por uno de su éxitos del año, las series de metal de los 5000, y a la vez lanzar nuevos modelos Bluetooth con precios populares (GBD-800, GBA-800…).

Nuevos teclados Casio CT-X5000 y Casio CT-X3000 con tecnología AiX

Como suele ser habitual por estas fechas, Casio aprovecha el NAMM (el encuentro internacional de mercantes de la música) para presentar sus últimas realizaciones en el ámbito de los instrumentos musicales. Además del nuevo piano digital de la línea Celviano, el AP-470, lo más interesante ha sido la incorporación de dos teclados con el sistema de sonido AiX. En realidad se trata de un nuevo LSI con más poder computacional, que se aprovecha de la experiencia obtenida por Casio desde el lanzamiento de su Celviano Grand Hybrid en 2015. Todo eso lo han intentado verter en estos nuevos instrumentos que mejoran el sonido acústico, dándole más calidad y, además, ofreciendo una gran potencia (hasta 15W en cada amplificador, tiene dos, en el modelo superior, el CT-X5000, y 6W en el CT-X3000).

Este nuevo sistema AiX Sound Source permite la ejecución de música de gran calidad tanto en interiores como en exteriores, a lo que hay que unir un estilo con un diseño clásico específicamente buscado por Casio.