¿Es barato DVDBarato?

Creo que casi todos los que estamos en la Península Ibérica conocemos a la gente de DVDBarato. Ofrecen productos de todo tipo pero, en especial, nos atraen sus relojes. Me ha llamado la atención porque, entre toda la gente con la que suelo hablar, la gran mayoría suele tener la sensación de que son baratos (supongo que algo tiene que ver ese nombre en su dominio). Pero una cosa es la sensación, y otra la realidad. Porque en cuanto a tiendas de relojerías, yo que me he «pateado» un número enorme de ellas, «quien no corre, vuela».

Lo más llamativo de DVDBarato es que, normalmente, quienes les compran no suelen ser muy exigentes. O al menos, no les exigen cosas que a otras tiendas sí les exigiría, como un embalaje «decente», un reloj que llegue bien protegido, toda la dotación original… Ni mucho menos. Sé de casos en los que el reloj les ha llegado en unas condiciones pésimas, pero te suelen decir: «bueno, es que era barato, merecía la pena». ¿Pero es barato en realidad, o es solo una sensación sin más de autosugestión?

Casio, líder en ventas en Centroamérica

La marca Casio es líder de ventas indiscutible en casi todos los países de Centroamérica, exceptuando Honduras, donde quien más vende es Citizen (con un 19%, aunque Casio le sigue muy de cerca con un 16%), Panamá (38% de cuota de mercado tiene Citizen, y 16% Casio), y Nicaragua (aquí la distancia es mayor, un 41% frente a un 11%, respectivamente). En el resto de países, Casio domina absolutamente el mercado, con una solidez que llega a ser aplastante, siendo también la marca que más frecuencia posee en cuanto a elección de compra.

El resto de rivales le van muy por detrás, incluso la poderosa Fossil; también Timex (que por cercanía al mercado norteamericano debería tener más presencia, pero sin embargo se queda en un marginal 2% en países como Honduras), y también los relojes de usar y tirar de Swatch, que en algunos mercados (como el nicaragüense) ni siquiera tienen una presencia anecdótica. Es evidente que, la gente, cuando necesita un reloj de verdad y quiere un producto de calidad, con un incomparable equilibrio entre precio y confianza, eligen un Casio y no una de esas marcas «de figurín» que, a veces, tanto «nos venden la moto» en Europa.

¿Volverán a subir de precio los relojes de Casio?

Hace poco hablaba con una persona, que no citaré, que me decía que los relojes de Casio son buenos, pero para lo que ofrecen son caros. Que por lo que cuesta un Master of G, uno puede comprar un reloj con cristal de zafiro, de caja de metal – e incluso de titanio -. Claro que no en digital, ya que un modelo así no existe en ese formato.

No voy a quitar o dar razones aquí, lo cierto es que es verdad que, todos los años, Casio suele subir los precios de sus productos. Ya es difícil encontrar uno de sus relojes por menos de 20 €, aunque en realidad modelos como sus W-202 siguen siendo sumamente competitivos. Porque tampoco hay que negar que hace no tanto, cuando el W-720 campaba a sus anchas por las tiendas, uno lo adquiría por 25 € (yo llegué a comprar varios), y el W-202, que en esencia viene a ser el mismo, no ha subido mucho de precio (oficialmente cuesta 25 € también, a día de hoy). Y eso pocas marcas pueden decirlo, queramos verlo o no.

¿Cómo mejorar tus ventas online?

El comercio electrónico ha tenido una importancia capital durante estos últimos meses. Se puede decir que muchas relojerías y joyerías solo han tenido ventas online, y ha quedado bien claro que el comercio electrónico ha venido para quedarse. Cada vez tiene más presencia la tienda virtual, y de cara al futuro su peso será mucho mayor. La tienda física que no posea su variante online, en especial aquellas referidas a bienes como complementos, estará desperdiciando y perdiendo una gran oportunidad de negocio, y reduciendo su cuenta de beneficios notablemente.

Pero, por supuesto, no todos los negocios son lo mismo. Es muy diferente tener una peluquería a una librería, una boutique de ropa a una relojería. Cada uno de ellos posee sus propias particularidades e idiosincrasia que conviene conocer, para saber explotar y ponerlas a nuestro favor. Por ello, centrándonos en relojerías y joyerías, en Zona Casio vamos a daros una serie de pautas que os puedan ayudar a mejorar vuestra presencia online, vuestro servicio al consumidor, vuestra imagen y, con ello, vuestras ventas, que es al fin y al cabo de lo que se trata.

¿Tendrá que elevar Casio los precios por la pandemia?

Hemos oído durante estas últimas semanas muy habitualmente la escalada de precios en torno al material sanitario, producida por la escasez de mascarillas, de geles hidroalcohólicos, e incluso de guantes desechables (ahora mismo muy difíciles de encontrar, y desde algunas fuentes señalan que la escasez puede durar incluso hasta noviembre, dada la brutal cantidad de pedidos acumulados para abastecer hospitales, que ha echo saltar por los aires la capacidad de proveer las materias primas).

Sin embargo, pocos hablan del otro gran damnificado: las resinas. La creciente demanda de material de separación como paneles y cabinas transparentes ha hecho que compuestos como el metacrilato empiecen a escasear, y de hecho algunos fabricantes de juguetes ya tienen dificultades por la falta de material para abastecerse. Es curioso que, como ocurrió en la II Guerra Mundial con el acero, sean ahora las resinas lo que escasee, y es precisamente el material principal de muchos de los artículos que usamos a diario. Pero el problema es más grave aún, porque casi todo el material médico (para intubación, exploración, diagnóstico…) suele tener sus cuerpos de resina.

G-Shock elije a Klarna para facilitar los pagos

Algunas filiales de G-Shock, como la británica, se están esforzando en favorecer los pagos online en estas circunstancias en donde la compra por internet ha alcanzando límites insospechados. Klarna (no disponible aún en España), es uno de esos tantos servicios de «pago retrasado», permite que adquieras tu G-Shock, y lo pagues hasta en 3 meses, sin intereses.

Ahora bien, no todo lo que reluce es oro y, en materia bancaria como podéis suponer, muchísimo menos. Klarna requiere que les permitas realizar una «revisión» de tus finanzas, es decir, asegurarse que realmente tienes dinero suficiente para pagarles. Además, es obligatorio tener una cuenta bancaria «real» en un banco «físico», y una residencia en un país de entre los que ellos consideran «elegibles». Tras un estudio, te pueden permitir adquirir ese reloj -o no, dependiendo del caso-.

La relojería en España por fin se mueve

Aunque muy tarde, al menos las asociaciones de relojeros en España han tenido un gesto. Muy pequeño, pero menos es nada. Claro que en su anuncio confunden un virus con una bacteria, pero en fin, tampoco íbamos a pedirles tanto. En este caso ha venido de la ANPRE (Asociación de Relojeros Reparadores de España), que enviará a sus miembros un kit compuesto del siguiente material:

– una caja de guantes desechables

– 10 mascarillas de la más alta calidad (aunque protegen, pero no evitan el contagio del virus, atención con eso) de tipo FFP3.

– 2 botes de alcohol tipo gel

– 1 máscara o pantalla (ellos llaman «careta») de protección facial

Programa de afiliados de Diloy: cómo obtener interesantes descuentos en tus compras

En Diloy no han parado, y aunque esta pandemia tiene a prácticamente todo el mundo amordazado y confinado, desde la firma de productos y recambios para relojería han seguido innovando y añadiendo nuevas fórmulas que resulten atractivas para sus clientes. Además, han inaugurado nuevas páginas oficiales, por lo que ahora Diloy Watch Straps están en muchos más mercados, como Colombia, México, Polonia e Italia.

Otra de sus últimas iniciativas es el nuevo programa de afiliación que acaban de establecer, con el fin que sus clientes resulten más beneficiados a la hora de hacer sus compras. Por lo tanto, si nos damos de alta podemos ir acumulando vales, que luego podremos intercambiar por productos o descuentos en los mismos. Además, también tienen una promoción en donde, con la primera compra, obtendréis 6 € de descuento. Asimismo, nos dan la oportunidad de invitar a más personas a su programa de apadrinamiento, por lo que, con cada nuevo cliente que llevemos, nos beneficiaremos de esas mismas notables ventajas a la hora de realizar nosotros las compras.

El gran problema que ahora se les viene encima a las relojerías en España

En Italia el sector de las librerías y editores ha presionado al gobierno, y serán de los primeros comercios en abrir durante ese periodo que llaman «de desescalado». En España, las librerías catalanas se han unido para lanzar una celebración de Sant Jordi (época del año donde se regala un libro y es, por lo tanto, uno de sus periodos de mayor venta) virtual, de manera que el público regale ebooks (lo cual es fantástico y demuestra muy bien que el ebook es ese formato tan socorrido y apreciado, que debería disfrutar de más ventajas -entre ellas, un IVA reducido, como disfrutan los libros en papel-), pero no solo eso: han acordado celebrar un Sant Jordi en El Mundo RealTM el 23 de julio, cuando todo esto –ejem…- haya pasado.

Sin embargo es lamentable la posición de las relojerías, no se han unido, cada una va a su aire y a la patronal de ese sector ni se la ve, ni se la espera. Nada que ver con lo que están haciendo en nuestros países vecinos.

A ver si nos enteramos: esto va de otra cosa…

No sé si os ocurre a vosotros lo mismo que a mí, pero desde que empezó todo esto del confinamiento, lo que menos me apetece es hablar de relojes. Ante lo que ves a tu alrededor, la gente que cae enferma, muertos a millares (a cientos de millares), familias enteras que se quedan sin recursos ni sustento, ponerse a hablar de relojes es tener la sensación de querer cerrar los ojos a la realidad. Una realidad a la que vuelves cada vez que ves la puerta de tu casa cerrada a cal y canto, tus vecinos deambulando sin rumbo en sus dos metros escasos de terraza, o al salir a la calle con miedo y una equipación que -una gran mayoría de ciudadanos- jamás han pensado, ni siquiera imaginado, que llegarían a usar en su vida.

Lo observo con la gente que conozco: de pasar a estar informándoles todo el día sobre las características o modelos de tal o cual reloj, ahora acuden a mí para conocer tipos de mascarillas, cuáles adquirir o con cuales protegerse mejor.