Nuevo Edifice EFS-560 en colaboración con Honda Racing

Casio suele tener bastantes colaboraciones con Honda Racing, tanto en su marca Edifice, como en G-Shock. Una de las últimas corresponde a la edición especial EFS-560HR de Edifice, precisamente por ser esta – Honda – la que fabrica los propulsores de la escudería de Fórmula 1 AlphaTauri (ex-Toro Rosso).

Como es habitual, la edición incluye embalaje personalizado, así como detalles en la trabilla, el frontal y la correa, haciendo mención a Honda. Por su parte, y como bien sabéis, el Casio EFS-560 es un reloj solar, que incluye cronógrafo de 30 minutos, y ofrece una resistencia al agua de 100 metros. Sus medidas son de 50,2 x 45,4 x 10,3 mm., y su peso en esta edición es de 84 gr. El EFS-560HR llega a las tiendas este mes, con un precio de 399 € como PVPR. Tienes todos los detalles oficiales a continuación.

Casio reedita los G-Shock analógicos AW-500 del 89

En 2017 fueron los DW-5700, un año después, y coincidiendo con el 35 Aniversario de G-Shock, Casio reeditó sus preciosos DW-5900 (aunque, por desgracia, no demasiados fieles a su módulo original, pero en fin…), y este 2020 han decidido volver a su historia y rescatar del pasado su primer ana-digi, el AW-500. Lo bueno es que lo hará en dos modelos, un AW-500 muy similar al original (calcando prácticamente todo, aunque haciendo una «burrada» en el nuevo: en el original, las manecillas no ocultaban la parte digital nunca, al pasar por su zona – de hecho nunca pasaban por encima de ella -, en el nuevo o «reedición», han decidido darle preferencia a la parte analógica, y éstas ahora pasan por encima de la zona digital…, demostrando eso: que en G-Shock hoy le dan más valor a lo analógico que a lo históricamente valioso para ellos antaño, que era el formato digital), claro que también hay que mencionar, por romper una lanza a su favor, que en el 89 no tenían función de retracción de manecillas, cosa que en estos nuevos sí han implementado. Pero no sé si coincidiréis conmigo en que esa función es un coñazo, y que en la práctica casi nunca la usas y prefieres forzar la vista o «inclinar el reloj» como si fueras un malabarista, para ver la parte digital que ocultan las manecillas.

Estéticamente, la verdad es que son muy resultones, siguen muy fiel el modelo al que rinden homenaje, francamente, aunque se nota mucho que el «30» (o «las seis») del analógico la han bajado en la esfera, cosa que el original no tenía y que le daba ese aspecto tan peculiar (y atractivo) que éstos han perdido, y que lo hacía, además, tan funcional.

Armitron lanza un «pseudo-Marlin»

Actualización: Genial foto de comparativa de los logos que nos ha enviado Jokerblue (la tenéis tras el salto). ¡Gracias!

Original:

Llevamos mucho tiempo diciendo que si no es Casio, alguien lo haría. Y ese otro ha sido, precisamente, uno de sus grandes rivales para la gama Collection o «asequible»: Armitron. La firma estadounidense, que lleva en el negocio de la relojería desde 1956, ha lanzado varias colecciones vintage bajo la común denominación «Retro Collection». Esta colección se compone de The Rubik (55 $), en digital (que hace homenaje a algo tan clásico en los ochenta como el cubo de Rubik), el Ridgemont (75 $), en ana-digi, y el Griffy (55 $), que rememora los primeros modelos digitales con información por LEDs de los años setenta y que, en este caso, incluye dígitos LEDs en rojo.

De ellos uno de los más interesantes (que será en el que nos detendremos hoy) es el Rubik. Se trata de modelos claramente inspirados en todo: colores, acabados y diseño – e incluso en el logo – en los Casio Marlin, concretamente las variantes Swimmers o «nadador solitario» de los mismos (han calcado prácticamente el logo del nadador de modelos como los míticos W-30 de Casio).

Nuevos Edifice ECB-20 con sistema de recordatorio de citas

Dentro de su línea con Bluetooth, Edifice presenta para este mes sus nuevos ECB-20, unos modelos con un aspecto muy «industrial» y con cierto aire – salvando las distancias – a MR-G. Todos ellos son muy completos y funcionales, aunque adolecen de llevar una minúscula pila (CR2016) que les confiere una autonomía bastante pobre – para los que nos tienen acostumbrados en Casio, queremos decir, pero que en otras marcas es lo habitual – de 2 años. Dejando eso aparte, el reloj es muy interesante y, además, se combina con unos detalles a color enormemente seductores, llamativos pero sin llegar a ser aburridos o excesivos. Poseen el sistema de cambio rápido de horario sin intervención alguna (de forma automática), en cuanto pasamos de una zona horaria a otra, una función que les pedían los equipos de Fórmula 1 a Edifice para no tener que manejar el reloj en cada llegada a los aeropuertos. Esta función se denomina «Accurate Time System» y se conecta al smartphone para leer la hora desde él – la conexión se realiza por Bluetooth -, sin que el reloj nos avise de nada. Poseen sistema de iluminación Super Illuminator, tanto para la zona analógica como para el display digital, sistema de retracción de agujas, cronógrafo y temporizador de 24 horas (con posibilidad de personalizar el temporizador al segundo, además), 5 alarmas, señal horaria, y sonido de pulsadores desactivable.

Otro detalle interesante es que el nombre del día de la semana se puede configurar hasta en seis idiomas, y un «contador de citas», que puede emitir un sonido si lo tenemos sincronizado con nuestro calendario en el smartphone (con el calendario de Google, en concreto).

¡Por fin! Llegan los Carbon Core Guard digitales

Actualización: El DWE-5600CC llegará a las tiendas en octubre, y su precio será de 269 € (para España). Nota de prensa tras el salto.

Original:

La verdad, y no es por ponerle pegas ni queremos ser demasiado críticos ni injustos con este lanzamiento, pero tampoco es lo que nos esperábamos. El modelo es muy chulo, se trata del DWE-5600CC, el primer digital (y 5 Series) en disponer de tecnología y diseño Carbon Core Guard. Ciertamente que Casio le ha añadido «detalles» (dejémoslo en eso, «detalles») de construcción interesantes, pero tampoco se han esforzado demasiado. Por de pronto, la caja no es la que habíamos visto en modelos como los GA-2000, o sea, no es de tipo «cerrada», en donde la estructura de fibra de carbono se completa por delante (con el bisel) y por detrás (protegiendo y cubriendo la tapa de cierre metálica). Y tampoco se han esforzado en el módulo, que es el archiconocido 3229 con una autonomía muy pobre (2 años con su pila CR2016), y con un display digamos «anticuado» – para lo que se espera de un Core Guard, queremos decir -, con todos los dígitos de segmentos y ni siquiera ofrece zonas de matrices como vemos en los GW-5000, en los GLS-5600, o en los GW-M5610.

Pero lo que importa en este reloj no es lo que tiene, ni lo que ofrece, ni sus funciones, ni siquiera su tecnología, sino su construcción. Prueba de ello es que estéticamente es muy bonito, con ese diseño «de circuito electrónico» y en el cual Casio se ha empleado a fondo con nueva tornillería, biseles, sistema de correas con cambio rápido, y hasta acabado luminiscente en la correa.

Nuevos Casio MTP-E321, MTP-E320 y MTP-E171: elegancia y sencillez

Casio nos ofrece este mes unos interesantes modelos dentro de su gama analógica masculina de Collection. Se trata de los MTP-E321, MTP-E320 y MTP-E171. Los dos primeros son multiesferas, mientras que estos últimos son unos muy básicos y minimalistas relojes con índices para las horas y poco más (aunque añaden también marcas de minutos). Los multiesferas MTP-E321 nos ofrecen segundo horario para las 24 horas y dos esferas de fechador, con número del día del mes (por marcas) y día de la semana (de una letra).

Los MTP-E320, por su parte, son de tipo retrógrado (en el dial del día de la semana), con también sub-esfera con horario 24 horas. Por desgracia, éstos carecen de marcas de minutos, que sí incluyen los MTP-E321 y, además, en estos con dos formatos de horario para visualizar: el de índices, o un clásico y siempre útil horario 12 horas a la par que el otro.

Más variantes para los A1000

Aparte de la RBW (rainbow, «arcoiris», A1000RBW-1) que vimos el otro día Casio comercializará más versiones del modelo de caja de acero macizo A1000 aunque, de momento, ninguno es el de correa de resina que todos esperamos. Eso sí, uno de ellos será una variante toda negra mucho más «masculina» que las que llevamos viendo hasta ahora, la A1000MB-1B, con milanesa también con recubrimiento en negro. Por desgracia, en esta no han tenido el detalle de recubrir también los pulsadores, que serán en un tono cobrizo un poco/demasiado «contradictorio» o «chocante» con la estética del resto del modelo.

La otra variante será, y por primera vez, una dorada, la A1000MG-9, ésta en positivo y hay que reconocer de muy bella factura. Teniendo en cuenta que es un reloj totalmente de acero, sin duda competirá muy bien con las variantes cromadas de tonos «oro» de los A168 actuales. Sus precios serán ligeramente superiores a los modelos actuales, aunque no tanto como el RBW que rozaba los 180 €.

Nuevos Casio A168…, para seguir yendo a la moda

El otro día hablaba con un caballero muy aficionado a los Casio, que los A1000 no se veían por ningún lado y que parecía que Casio había pinchado en hueso con ellos. Y precisamente esta mañana me contaba «un pajarito» que ni muchísimo menos: son de los modelos que más se venden dentro de la nueva línea Vintage, y principalmente sus variantes más caras están teniendo un éxito arrollador.

Pues como ese tipo de relojes parece que le funcionan a Casio, y como supongo que aquellos Casio A168 con máscaras cuadriculadas y demás les ha funcionado también fantásticamente, han vuelto a repetir. Se han subido a la parra que no veas, pero amigos, si se venden, pues genial. Y es que han lanzado una variante especial de estas «multicolor» – efecto arcoiris – que ya vimos en alguna que otra edición de G-Shock, por (agárrese usted) casi 200 €. En concreto, 179 €. No está mal para un módulo que es un F-91, ¿verdad?

Nuevos – y solapados – Casio PRT-B70

Es curioso que ninguna fuente oficial haya mencionado nada sobre los nuevos PRT-B70 de Pro Trek, a pesar de que ya estén en preventa en algunas tiendas, e incluso se haya comunicado su precio oficial. De ellos poco se sabe, por tanto, desde Casio, pero sí mucho desde otras fuentes y, también, con solo ver el reloj. Se trata de un nuevo Quad Sensor que se une a los PRT-B50 ya existentes, aunque centrándolos en el mundo de la pesca. Y es que si el PRT-B50 era un modelo muy apto para rutas y trekking, estos PRT-B70 Casio quiere enfocarlos hacia actividades más «náuticas». De ellos se ofrecerán de inicio tres variantes, dos en positivo (PRT-B70-1ER y PRT-B70-2ER) y una en negativo (PRT-B70-5ER), con una estética muy similar a los mencionados PRT-B50, aunque en los PRT-B70 destaca un «contador de tiempo de pesca» (Fishing Timer), y un bisel mucho más cuidado y detallado (al menos en apariencia, aunque con un grabado más simple en la Rosa de los Vientos) que sus competidores de los B50.

El «cuatro sensores» es debido a que incorpora Bluetooth, brújula, barómetro, termómetro, podómetro (sensor de aceleración) y altímetro, y en combinación con el smartphone, indicador de localización. Añade el extra de indicador de mareas, con indicación también del tiempo óptimo para pescar (parecido al que ya ofrecen desde hace tiempo los Fishing Gear de Collection, como los WSC-1250 y WS-1200), indicador de fases lunares, y salida y puesta de sol (todo ello se debe configurar con el smartphone, no es posible la configuración desde el reloj).