Los inusuales GST-B300

G-Shock anuncia para este mes (aunque llevan ya unos días a la venta) sus nuevos modelos G-Steel GST-B300. E inusualmente ha incorporado a su gama de versiones dos con armis (la GST-B300SD-1A y la GST-B300E-5A) muy parecidas, pero con la diferencia de ser una de ellas en negativo, y la otra en positivo (desinvertida). Es algo muy raro de ver en estos tiempos en donde casi todos los modelos de este tipo de gamas un tanto «elitistas» vienen con sus display en negativo sin posibilidad de elección, y también nos permite comprobar y ver de primera mano que un display en positivo no le queda nada mal, honestamente. El display – son dos, en realidad – es increíble, son totalmente dot-matrix, lo que demuestra que son unos relojes ya «de nivel» (ya sabéis que desde hace muchos años la tecnología dot-matrix casi está destinada a ser incorporada a relojes «de empaque», y no porque la construcción sea muy diferente, sino porque el diseño y desarrollo de su circuitería requiere más tiempo y esfuerzo, algo en donde los fabricantes hoy en día intentan ahorrar, que todo cuenta), aunque el nombre del día de la semana – por espacio – se quede tan solo en dos letras, en una pequeña zona circular dedicada.

Estos GST-B300 entran dentro de la gama Mobile Link (poseen Bluetooth), y están construidos con tecnología Carbon Core Guard. En su módulo, el 5631, encontramos de todo: temporizador y cronógrafo de 24 horas (con incrementos de 1 segundo el primero, algo que también Casio esta reservando para sus gamas altas), 5 alarmas multifuncionales, posibilidad de silenciarle pulsadores, horario mundial, e iluminación doble LED. Funcionan mediante energía solar (Tough Solar), y su construcción es una mezcla de frontal de acero, sobre el cual va un anillo de resina (según el modelo éste puede ser también de metal, por aquello de soportar mejor los «encontronazos» del día a día), caja Carbon Core (resina y fibra de carbono, aunque la trasera es de metal, no va cubierta como los GA-2000), y cristal mineral. Por supuesto, tienen 200 metros de resistencia al agua.

Nuevos GST-B200, un G-Steel con alma de Sky Cockpit

Si mezclas un GR-B100 de Gravity Master, un ECB-800 de Edifice, y le pones en la batidora un poco de carbono, ¿qué consigues? Pues estos nuevos GST-B200. Su módulo y funciones no os resultarán, por lo tanto, desconocidas, estamos hablando de un display con tecnología STN, tecnología Tough-Solar, Smartphone Link (Bluetooth), cronógrafo…, o sea, todo lo que ofrece el GR-B100, pero con algo muy interesante: la nueva estructura de carbono Core Guard.

Casio sigue haciendo un esfuerzo por hacer de estos relojes algo mucho más cómodo de llevar a diario, así que en esta ocasión la parte «funcional» (el diámetro del dial) es más grande, se ha incrementado 2,8 mm. en concreto. A su vez, la parte externa se ha reducido 2,6 mm., haciéndolo más compacto y mejorando la visibilidad. Comparándolo con sus modelos previos competidores, el nuevo GST-B200 de G-Steel mide 53,3 mm., mientras que el anterior de su gama mide 55,9 mm.

Llegan las primeras filtraciones desde el CES

A pocos minutos de empezar la rueda de prensa de Casio en el CES 2016, en Las Vegas, ya podemos anticipar algo de lo que allí se dará a conocer. El pasado día 30 desde G-Shock USA adelantaban ya que se verían unos nuevos modelos de G-Shock «con nuevas características». Parece improbable que eso tenga que ver con el smartwatch, pero más cerca (y más real, y palpable) son unos nuevos modelos que entrarán a formar parte de la familia G-Steel comercializada hace pocos meses. Estos dos modelos son el GST-210D-1AJF y el GST-210D-9AJF, ambos idénticos salvo que el 9A posee detalles (como los tornillos frontales) y elementos de la máscara y agujas en dorado.

Puede que sean relojes bastante incoherentes con el diseño genuino en G-Shock (si es que tuviera alguno auténticamente genuino, por otra parte, porque últimamente en G-Shock ya hemos visto de todo) pero lo que sí es evidente es que supone una vuelta de tuerca a los modelos ana-digi en G-Steel y, en este sentido, éstos poseen una zona digital más legible y utilizable.