¿Cual reloj te comprarías de entre los últimos de Casio?

¿GBX-100 G-Lide? ¿GWF-A1000 Frogman? ¿O eres más de clásicos, como el W-737 o el MWD-100? ¿Qué tienes en mente de cara a este otoño o/y fin de año? ¿O tal vez esperes ese «algo más» de Casio – difícil, dada la coyuntura sanitaria actual y lo trastocados que tienen todos los planes de producción la mayoría de las marcas-? Vamos por ello, a hacer un pequeño repaso sobre los últimos modelos en llegar, o próximos a aparecer, por si te has perdido alguno o para que compartas con nosotros ese modelo que tienes anotado en tu lista de «posibles» (y por qué no, nos cuentes las razones de esos otros que han pasado quizá a tu «lista negra»).

Algunas decepciones quizá, otros más interesantes de lo que en un primer momento se pensaba, todos ellos tienen sus cualidades y características para hacer ese algo especial que añadir a tu lista de candidatos a acompañarte durante el día. Entremos, pues, en materia.

Aquí están por fin los S Series de metal y digitales

Casio Japón ha publicado (y luego ha retirado, aunque lo puedes ver aún a través de la caché de Google) el anuncio de los nuevos GM-S5600 para las S Series. No sabemos muy bien por qué han decidido eliminar la publicación, aunque tampoco nos sorprende porque no es la primera vez que lo hacen. Junto a ellos publicaban el anuncio (que también lo han decidido retirar) en donde los presentaban para este mes de agosto, pero al final no lo han hecho. Probablemente ellos hubieran querido lanzarlo ya este mes, pero como ocurre con el retraso para Europa de los GA-900, no les ha sido posible. Y es que – se cuenta, se rumorea – que tienen un lío monumental en las factorías de Casio en Asia, debido por supuesto a la pandemia de la COVID-19, lo que ha obligado a que no puedan funcionar a pleno rendimiento, los turnos tengan que espaciarse más, y haya que dejar mucha más distancia entre empleados (ya sabéis que en las factorías de este tipo en China trabajan los operarios casi codo con codo uno pegado al otro, de hecho hasta en Yamagata trabajan así).

Pero han llegado tarde porque, como ya se sabe, una vez sueltas algo por la Red, al instante se difunde por todas partes y muchos ojos avizores lo recogen. En este caso además, varias páginas web japonesas de venta han publicado también los relojes – con el permiso o no de G-Shock, a saber -, e incluso lo han difundido a través de redes sociales.