Los inusuales GST-B300

G-Shock anuncia para este mes (aunque llevan ya unos días a la venta) sus nuevos modelos G-Steel GST-B300. E inusualmente ha incorporado a su gama de versiones dos con armis (la GST-B300SD-1A y la GST-B300E-5A) muy parecidas, pero con la diferencia de ser una de ellas en negativo, y la otra en positivo (desinvertida). Es algo muy raro de ver en estos tiempos en donde casi todos los modelos de este tipo de gamas un tanto «elitistas» vienen con sus display en negativo sin posibilidad de elección, y también nos permite comprobar y ver de primera mano que un display en positivo no le queda nada mal, honestamente. El display – son dos, en realidad – es increíble, son totalmente dot-matrix, lo que demuestra que son unos relojes ya «de nivel» (ya sabéis que desde hace muchos años la tecnología dot-matrix casi está destinada a ser incorporada a relojes «de empaque», y no porque la construcción sea muy diferente, sino porque el diseño y desarrollo de su circuitería requiere más tiempo y esfuerzo, algo en donde los fabricantes hoy en día intentan ahorrar, que todo cuenta), aunque el nombre del día de la semana – por espacio – se quede tan solo en dos letras, en una pequeña zona circular dedicada.

Estos GST-B300 entran dentro de la gama Mobile Link (poseen Bluetooth), y están construidos con tecnología Carbon Core Guard. En su módulo, el 5631, encontramos de todo: temporizador y cronógrafo de 24 horas (con incrementos de 1 segundo el primero, algo que también Casio esta reservando para sus gamas altas), 5 alarmas multifuncionales, posibilidad de silenciarle pulsadores, horario mundial, e iluminación doble LED. Funcionan mediante energía solar (Tough Solar), y su construcción es una mezcla de frontal de acero, sobre el cual va un anillo de resina (según el modelo éste puede ser también de metal, por aquello de soportar mejor los «encontronazos» del día a día), caja Carbon Core (resina y fibra de carbono, aunque la trasera es de metal, no va cubierta como los GA-2000), y cristal mineral. Por supuesto, tienen 200 metros de resistencia al agua.

Nuevas variantes para los GST-B200 de G-Steel

Llegan al mercado para este mes tres nuevas e interesantes versiones de los GST-B200, a cada cual más llamativa. Se trata del GST-B200G-2A en oro rosa o cobrizo, el GST-B200X-1A2 con un impactante acabado color azulado, y el GST-B200X-1A9, dorado. Todas ellas disponen de display en negativo, y las dos últimas, además, ofrecen un bisel de carbono con la última capa traslúcida (como el que llevan los GG-B100).

Como recordarás, los GST-B200 son la interpretación en G-Steel de los Sky Cockpit GR-B100, o de los Edifice ECB-800. Internamente, y en esencia, todos son el mismo reloj, variando el aspecto estético, acabados, y materiales utilizados en su construcción. En el caso de Edifice tienen una caja maciza de acero, en el de G-Shock una caja de resina, y en estos G-Steel la nueva estructura Carbon Core Guard.

GST-B200, el G-Shock que todos quisiéramos tener

Si hablamos de un G-Shock de calidad, moderno y actual, tenemos que mencionar necesariamente el nuevo GST-B200. En realidad este modelo es una mezcla de varios, tiene un cuerpo de tipo sandwich con tecnología que toma el GA-2000 (caja de composite, resina reforzada con fibra de carbono) y el módulo G-Shock lo ha tomado del GR-B100, con todo lo que ello significa, puesto que estamos hablando de uno de los mejores módulos ana-digi del momento en G-Shock, en las variantes Sky Cockpit. A todo esto añade armis de acero (de eslabones macizos), bisel de acero, la nueva Core Guard Structure, Bluetooh, Tough-Solar, y una magnífica zona LCD de matrices y con animaciones, y tendrás eso: uno de los G-Shock más duros en construcción, resistentes en cuanto a durabilidad (solo sea por su bisel metálico y su armis), y funcionales en sus prestaciones y utilidades, lo que hoy se conoce como un elemento tecnológico «prestacional».

Su precio parte de los 279 € para la variante más asequible (el GST-B200-1A con correa de resina), pasando por los 329 € que nos cuesta el modelo con recubrimiento en negro (el GST-B200B-1A), y llegando al «tope de gama» con el GST-B200D-1A, el modelo que ya incorpora armis y que nos saldrá por 349 €. Claro que ese armis tiene su contrapunto en su peso, con él, la versión GST-B200D se lanza a los 177 gr., mientras que las otras – la caja de fibra de carbono colabora a ello en gran manera – el peso se queda en solo 87 gr.

Nuevos GST-B200, un G-Steel con alma de Sky Cockpit

Si mezclas un GR-B100 de Gravity Master, un ECB-800 de Edifice, y le pones en la batidora un poco de carbono, ¿qué consigues? Pues estos nuevos GST-B200. Su módulo y funciones no os resultarán, por lo tanto, desconocidas, estamos hablando de un display con tecnología STN, tecnología Tough-Solar, Smartphone Link (Bluetooth), cronógrafo…, o sea, todo lo que ofrece el GR-B100, pero con algo muy interesante: la nueva estructura de carbono Core Guard.

Casio sigue haciendo un esfuerzo por hacer de estos relojes algo mucho más cómodo de llevar a diario, así que en esta ocasión la parte «funcional» (el diámetro del dial) es más grande, se ha incrementado 2,8 mm. en concreto. A su vez, la parte externa se ha reducido 2,6 mm., haciéndolo más compacto y mejorando la visibilidad. Comparándolo con sus modelos previos competidores, el nuevo GST-B200 de G-Steel mide 53,3 mm., mientras que el anterior de su gama mide 55,9 mm.

¿Es reducir tamaño la solución para los G-Steel?

Casio creyó que la razón de que sus G-Steel no tuvieran la aceptación que esperaban era su notorio tamaño, que los hacía pelearse con mangas de camisa y jerseys, vestimenta habitual para el público al que estaban destinados que era -y es- principalmente ejecutivos y personal de oficina.

Así, sus nuevos GST-S310 y GST-S300 (esa «S» antes del número como recordaréis no hace referencia al «downsizing», la poseen todos los G-Steel), que han presentado hace unos días (y que últimamente están lanzando en Estados Unidos) representan una reducción de toda su estructura alcanzando el 90% de las piezas, respecto a los G-Steel anteriores. Con eso esperan que estos «Baby-G-Steel» consigan el éxito que sus predecesores no lograron.

G-Shock al ritmo de Jazz [Nota de prensa]

Los vibrantes colores en formas rectangulares con los que Piet Mondrian rendía homenaje al jazz y la cultura americana de los años cuarenta en el oléo «Broadway Boggie Woogie», fueron la inspiración para que G-SHOCK agregara un baño de color a la colección G-STEEL en tres diferentes modelos con estructura de acero y correa de resina en tonos negro, rojo y dorado.

La nueva serie GST-410 Complex Dial encuentra su referencia en la colorida modernidad citadina retratada por el pintor holandés que escapó a Nueva York tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, encontrando en el bullicio de la Gran Manzana un panorama que le fascinó por su actividad y música. El jazz, particularmente el boogie-woogie, resultó la analogía perfecta para su trabajo plástico, pues el artista hacía un uso maestro de la improvisación y los ritmos.

Empezamos a ver cosas bonitas en G-Steel. Muy bonitas

Tras la sorpresa de Collection para enero, llega G-Shock. Los GST (de la familia G-Steel) ya incorporaban zonas de LCD, pero en este nuevo modelo el LCD da un paso adelante y gana bastantes enteros, ganando también en protagonismo. Esperemos que este sea el anticipio, el paso previo, para ver un modelo dentro de esta serie íntegramente en digital, lo cual sería realmente memorable (y destacable).

No obstante centrándonos en este modelo, estos nuevos GST-410 toman el estilo y la estética de uno de los superventas de G-Shock, el GA-110, y de hecho casi puede decirse que toma prestado su módulo (aunque no es el mismo, el GA-110 monta el 5146 y éste lleva el 5553), y en especificaciones no hay mucha sorpresa, con horario mundial, cronógrafo de 1000 horas, temporizador de 24 horas, 5 alarmas, posibilidad de silenciar el sonido de los pulsadores, y precisión de +/- 15 segundos al mes, como es habitual en G-Shock. La autonomía de su pila es lo habitual en estos ana-digi, de 3 años.

La última campaña de G-Shock tiene como objetivo a los ejecutivos

Conquistado el mercado juvenil del rap, bmx o surf, con modelos como los GA-100, GA-110 o los GA-800; conquistado el mercado profesional con los modelos de las series Master of G y, por último, conquistado el mercado de los mas inconformistas con sus batalladores modelos estándar o clásicos, el siguiente paso de G-Shock es meterse de lleno en las oficinas.

Ya estaba esta marca siendo líder indiscutible en relojes de aventura, el deporte y el aire libre, y en cierta forma muchos ejecutivos ya vestían bastantes de sus modelos, pero los nuevos emprendedores necesitaban un diseño pensado más específicamente para su forma de vida, y con una estética con la fuerte personalidad de G-Shock, y la comodidad que obliga una larga jornada que incluso hay que pasar de traje y corbata.

¿Caminamos hacia unos G-Shock por fin sin biseles?

La reciente unión de la gama G-Steel a los MRG y MT-G de antaño cobra una notable importancia al mostrar claramente cómo Casio está modificando su gama G-Shock. No solo pasa por una apuesta rotunda por el movimiento analógico (con la inauguración de una nueva factoría ultramoderna implicada en la producción en exclusiva de ese tipo de relojes) sino, además, por una cada vez menos importancia de la «antigua» tecnología de biseles de goma.

Las nuevas tecnologías, con el alpha-gel a la cabeza pero también con los nuevos polímeros de Nanoalloy, está haciendo que el papel que cumplían antiguamente los biseles pase a un segundo plano. Solo en las líneas más baratas, en donde esos nuevos compuestos no son competitivos, mantiene Casio la solución de tener que llevar con nosotros -y mantener- un bisel.

Todos los detalles de los nuevos G-Steel con correa de símil-cuero

G-Shock anunció la incorporación de un nuevo extensible elaborado en cuero sintético de alta resistencia para su línea G-STEEL. La marca mezcla por primera vez el aspecto clásico del cuero con la dureza que caracteriza a sus relojes creando Tough Leather, un híbrido de cuero sintético y resina diseñado especialmente para resistir las abrasiones del tiempo. Esta nueva colección complementa la gama de opciones para los hombres maduros que siguen fieles a la resistencia de G-Shock.

G-STEEL Tough Leather fue creada bajo la misión de la marca: ser un reloj resistente sometido a rigurosas pruebas, dando como resultado un reloj capaz de soportar la abrasión del día a día, evitando daños o rasguños y con resistencia al agua. Esta nueva correa logra un aspecto elegante y cómodo con la seguridad de que no se dañará el extensible.