El cristal acrílico, ese gran desconocido

Denostado por la mayoría, el cristal de resina o cristal acrílico tiene una desgraciada y mala fama. Eso a pesar de que muchos relojes de antaño, de marcas de renombre, lo incluían en sus cajas (así corría menos riesgos de partirse en las caídas, al contrario que los vidrios). Seiko lo monta en sus relojes desde hace mucho tiempo, y la mayoría de sus colecciones los llevan. Pero, ¿por qué sigue teniendo, entonces, tan mala fama? Probablemente por desconocimiento.

Partamos de un hecho indudable: un cristal de resina se asienta mejor en una caja, sobre todo si ésta es también de resina. El material se expandirá con el calor y se contraerá con el frío de manera uniforme, por lo que las juntas sufrirán menos, y durarán más. En los relojes con caja de resina y cristal mineral (como muchos G-Shock) esto no ocurre, y existe una diferencia de temperatura notable que se agrava aún más si el modelo es Tough-Solar y lo llevamos con la manga descubierta – como recomiendan en Casio – en tiempo veraniego.

¿Cual es la mejor app para fases lunares y horarios del sol?

Nos estamos preparando para la llegada de los nuevos Out Gear con gráfico de fases lunares (Moon Phase), esto es, los WS-1200 y WSC-1250. Y qué mejor forma de hacerlo que sugiriéndoos o recomendándoos una app precisamente para eso, para las fases lunares. No es algo anecdótico, de hecho los datos que obtendréis con esa aplicación (posición geográfica) os servirán para configurar estos relojes, y la posición y nombre de cada etapa lunar y su edad, no solo para conocer más acerca de esa función de estos Fishing Gear sino, como añadido, saber el nombre de cada estadio de la luna y comprobar, según los casos, que tengáis el reloj bien configurado para vuestra ubicación.

Durante un tiempo hemos ido descargando, instalando y probando diversas apps para smartphones (específicamente para sistemas Android) con estas características. Ya lo hemos dicho el otro día: si hoy tenemos a nuestra disposición este tipo de instrumentos con un completo software, y además al alcance de la mano, pudiendo llevarlo incluso con nosotros, ¿por qué no aprovecharlo, para permitirnos disfrutar aún más de nuestros relojes?

¿Por qué decimos que una caja de acero es «maciza»?

Lo habréis oído – leído – mencionar en más de una ocasión, «caja de acero maciza» o, en algunos casos y en algunos sitios, «caja sólida de acero». Pero, en realidad, ¿por qué es maciza o sólida, cuando todas tienen que ser huecas para, obviamente, acoger el movimiento del reloj en su interior?

Más aún: ¿es que hay cajas de acero que no son sólidas?

20 curiosidades que no sabías – seguramente – sobre G-Shock y algunos de sus modelos

He estado «ojeando» algunos textos y me he dado cuenta que aún hay bastantes cosas que ignoramos sobre G-Shock o, más bien, que no suelen trascender ni mencionarse cuando hablamos sobre esta marca o todo lo que gira a su alrededor. Ir una por una podría llegar a ser tedioso, así que hemos decidido reunirlas todas en un listado que probablemente os resulte más ameno.

Y es que G-Shock es tan rica en historia y tiene tantas anécdotas detrás, que si uno empieza a profundizar puede que no acabe nunca. Eso forma parte también, por supuesto, de lo atractiva que resulta para todos nosotros esta marca, ¿verdad?.

La función del talón en las agujas del reloj

En muchos modelos de relojes de Casio, podemos ver cómo buena parte de sus agujas o manecillas tienen un notorio saliente en su parte trasera, lo que técnicamente se conoce como «talón» o «cola» de la aguja. A veces esta parte es de tal proporción y envergadura, que dificulta o impide, en según qué casos y posición, ver parte de las subesferas del fondo, del LCD (caso de ana-digis), e incluso parte de la aguja que está debajo.

El ensamblaje y posicionamiento de agujas es un tema muy delicado en relojería. Algunos técnicos que lo hacen a mano son de tanta cualificación que llegan a cobrar 50 dólares la hora en la relojería mecánica. Estamos hablando de algo tan especializado que, en una jornada laboral, un técnico puede llegar a cobrar en algunas marcas una cantidad diaria de 400 $, o dicho de otra manera: 12.000 $ mensuales.

Los siete principios de G-Shock de los que -casi- nadie habla (y las cosas que no te contarán los que saben de G-Shock)

Los relojes G-Shock de Casio, los primeros que aparecieron alrededor de mediados de los ochenta, cumplen, como casi todo el mundo sabe, con tres principios, los cuales se les ha dado en llamar «el triple 10». Repasémoslos:

– caída a una distancia superior a diez metros sin daños en el módulo

– más de 100 metros de resistencia al agua

– pila con autonomía de diez años.

Estas tres características más o menos se han seguido fielmente desde siempre, aunque los primeros G-Shock ya nacieran con pilas con una autonomía oficial de «sólo» 7 años, sin abuso de iluminación y sin un uso extensivo de funciones es bastante fácil que alcance esos diez años, por lo que podríamos dar por satisfecho el tercer requisito de autonomía.

Los graves fallos en las newsletter de Casio

Confieso que cada vez que recibo una newsletter oficial de Casio, me siento un poco confundido. Por una parte, es de agradecer que esta marca haga una de las newsletter con uno de los mejores diseños que he visto en marcas de relojería (y no es complacencia, es honestidad), sin vídeos ni molestas «tonterías» que tanto usan otras marcas de hoy. Pero por otro lado, el desconocimiento más esencial no ya de los productos y líneas de Casio, sino en materia de relojería, raya lo absurdo.

Ignoro -lo confieso- quién se encarga de redactarlas, si será un simple robot y luego hacen «copy-paste», o si les preocupan más otros temas y sus newsletters las hacen solo «por obligación»; pero sin juzgar ese aspecto, los e-mails de Casio Europa son francamente mejorables.

¿Cómo visualizar la palabra «CASIO» en tu reloj?

La visualización de la palabra «Casio» en el display del reloj digital fue, durante mucho tiempo, un signo de originalidad. Dadas las numerosas copias que «oficialmente» o «extraoficialmente» les hacen a los old-school de Casio con módulos 590 y 593, el fabricante nipón decidió implementar un sistema fácil y rápido para que en las tiendas y mercadillos de países emergentes, principalmente, donde estos productos se vendían (y se venden) a pie de calle, se pudiera conocer rápidamente si era un producto falso o no.

Hoy en día hay quien pone en duda este sistema, aduciendo que los falsificadores pueden copiar sin problema el funcionamiento de ese módulo y hacer que aparezca la palabra «Casio» en ellos aunque no sea original, lo cual es cierto; pero también es verdad que un gran número de falsificadores buscan el abaratamiento más extremo en todo (obviamente para así poder vender ese reloj más barato que el original, sino no tendría ninguna gracia), de manera que van a lo mínimo, y tratan de ser lo más frugales posible, y por eso siguen prescindiendo de ese sistema de verificación y no se preocupan en simularlo. Así que en cierta forma éste es un método todavía útil para comprobar que nuestro Casio es cien por cien original.