La mejor firma de personalización de relojes lanza una edición especial de G-Shock

George Bamford proviene de una familia enormemente adinerada, y ya desde pequeño sintió una gran afición por los relojes. Eso le llevó a crear la firma Bamford London, especializada en relojería de altísimo lujo. En ella, sus especialistas se dedican a la personalización de relojes de las firmas más elitistas del panorama relojero mundial: Rolex, Audemars Piguet, Patek Philippe… En la actualidad, trabajan con el poderoso grupo LVMH (Moët Hennessy Louis Vuitton), propietarios de todo lo que te puedas imaginar en el mundo del lujo y la cosmética (las famosas firmas Loewe o Sephora son de ellos), y de la relojería, claro (TAG Heuer, Zenith, Hublot…, son de su propiedad también).

Pues aunque no lo parezca, quién lo diría que George Bamford es, además, un gran aficionado a G-Shock. Así que su primera colaboración con la firma nipona ha sido un poco «miel sobre hojuelas». Para este otoño ha creado una edición especial, y limitada, del GW-M5610, una variante invertida con diseño a dos tonos de correa (azul clarito en el interior), y borde de máscara también azulado. Su display es invertido, y tiene detalles interesantes, como pulsadores y hebilla en negro. El precio será de 165, y se comercializará en diferentes países europeos (no sabemos si llegará a España) a partir del 17 de septiembre.

Viejas y nuevas tecnologías en relojes

Por desgracia, aunque la actualidad ahora obligue a otras cosas, daría un poco de pena que nos olvidásemos de los apasionantes tiempos que estamos viviendo en el mundo de la relojería. Si en la televisión fueron primero los tubos CRT de aquellas 625 líneas (525 en América) en blanco y negro y con un ratio de aspecto de 4:3 (tamaño de la imagen, independientemente de la pantalla), luego llegarían más tecnologías que incorporarían un sin fin de terminología: HD en soportes LCD, plasma, LED y luego OLED…, y pasando a un ratio de 16:9 (más ancho y, por ello, más cómodo de ver para la visión binocular).

Todo esto acarrearía también una monumental variabilidad (actualmente hay casi 30 sistemas de alta definición), sin olvidar la aparición del Teletexto a finales de los años 80, que aprovechaba la señal libre de vídeo para enviar texto por la misma señal de antena.

El G-Shock que hay que tener

A estas alturas creo que todos estamos de acuerdo en que el DW-5600 es el G-Shock de entre los más asequibles, más fiel al original, y del que todo aficionado debería tener al menos un ejemplar. Y precisamente en ese aspecto en Casio nos facilitan mucho las cosas: podemos encontrar versiones de los DW-5600 prácticamente para todos los gustos, con increíbles variaciones y combinaciones de colores, incluyendo colaboraciones y series limitadas realmente peculiares.

Gracias a ello, podemos disfrutar de un DW-5600 a nuestro estilo, con un exterior diferente sin perder por ello la esencia de G-Shock.

Pulsadores hundidos (y de extra, cómo adelgazar)

Llevo tres días de constante ajetreo y la única comida que hago al día es una merienda cuando llego a casa. La gente con la que me encuentro me suele preguntar cómo hago para no subir de peso, así que ya saben cual es mi secreto.

Pero bien, supongo que no estás aquí para bajar unos kilos, claro, así que te contaré: siempre que me desplazo a uno y otro lado cobra un protagonismo importante la hora. A qué hora tengo que llegar, qué hora llega el autobús o tren, o a qué hora salir de un sitio para poder llegar a otro… De tiempo de cuando tenía el AE-1200 o el DB-36 sufro un pequeño trauma, que no sé si tú también habrás padecido: se trata que los botones del reloj se pulsen «solos». Al ponerte o quitarte una chaqueta, o al colocarte la mochila o tropezar con algo, en ocasiones se pulsa sin querer un botón y el reloj cambia de modo. Cuando te pones a consultar la hora te llevas un sobresalto, hasta que caes en que el AE-1200 ha cambiado «por sí solo» al horario mundial, o que estás en la pantalla de cronógrafo con el contador activado, o cosas peores (por ejemplo, con una alarma activada que no viene a cuento).

Shock the Radio: Five Series #12 (fin de temporada)

Five series: El último programa.

Droid-. Yo me imagino en un sitio oscuro, de unos antiguos estudios de radio, con viejos murales por las paredes, y con láminas oxidadas por el escaparate y fuera un letrero neón con algunas letras intermitentes y las siglas «CCNI Radio«, o «RCDZ Radio«, o bueno, si nuestra querida Astrid Sjoberg nos admite, «VAV Radio«. Me daría igual, por preferir elegiría CCNI Radio, obviamente, pero bueno, así me imagino pasar estos meses en espera en ese estudio, preparando los guiones, preparando el organigrama, y todas esas cosas que están detrás de bambalinas, que no se ven pero que suponen mucho trabajo y mucha preparación, tanta preparación que hemos decidido que esto, de ser un podcast, para hacerlo «humanamente posible» pasara a ser un radio-blog con todas las letras.

Así hemos estado nada más y nada menos que once ediciones, doce con esta, que será la última de la temporada -veremos si podemos volver o no, ahora mismo eso está en el aire (nunca mejor dicho)-, y también está por ver si estaremos en la esfera de ZonaCasio, si estaremos en la esfera de CCNI Radio, o dónde estaremos… O puede ser que nos vayamos a tu bitácora, Guti; sea en un medio más poderoso, o en un medio más humilde, donde quiera que nos acojan (o incluso si Tere Abumohor se enrolla con nosotros igual acabamos en TVN, la televisión donde ella está trabajando ahora mismo, y haciendo esos geniales reportajes que hace). Por cierto que no deja de ser algo muy a valorar el que prácticamente de la nada, con muy pocos medios -y con mucha ilusión, eso sí-, empezase… Bueno, primero saludarte, Guti, bienvenido…

Guti-. Hola Droid. Muchas gracias. Tienes razón estamos llegando al final del programa de las Five Series en Shock the Radio. Ha habido mucho trabajo detrás, pero también nos lo hemos pasado muy bien. Al menos yo. Veremos lo que depara el futuro si bien pienso que cuando hay interés, da igual el medio que te acoja.

Quería aprovechar para pedir disculpas a todos aquellos que echan en falta el formato podcast, y que abandonamos en el cuarto programa. Deben comprender que somos solamente unos aficionados, y sin apenas medios. El esfuerzo que hay detrás de cada programa es notable, y tuvimos que optar por cancelar las grabaciones si queríamos seguir adelante. Era eso, o dejarlo.

En fin… ¿Vamos a relojear?

Shock the Radio: Five Series #11

Five Series: Casio, aprende de tus errores.

Guti-. Empezamos el que va a ser el penúltimo programa de las Five Series en Shock the Radio. No queríamos una despedida que quedara en nada, y el tema de hoy va a ser intentar poner de manifiesto los errores más recientes de Casio, con la esperanza de que las cosas puedan cambiar. Por su bien, y el de los aficionados. No se si lo lograremos, pero ahí vamos. Yo soy Guti, y a mi lado tengo a Droid. ¿Vamos a relojear?

Droid-. Adelante. «Vamos a relojear» como tú siempre dices Guti. Extrañamente, me estoy empezando a acostumbrar a esa frase.

Shock the Radio: Five Series #10

Five Series: G-Shock en formato pequeño.

Droid-. Muy buenas a todos y bienvenidos una edición más aquí a estas Five Series, en Shock the Radio. Os saluda Droid, y en esta ocasión vamos a tratar por supuesto sobre algo que tiene que ver con G-Shock, y que tiene que ver tanto con los modelos antiguos, como con los modernos. Nos referimos a los G-Shock de caja pequeña, que ya empezaron con las Five Series, fue un intento en el DW-500, y que no tardarían en repetir. Los G-Shock, como comentábamos en alguna ocasión, eran considerados en los años ochenta como relojes grandes. Era, además, algo inverosímil que un reloj estuviera recubierto por una pieza de goma, que era lo que en el famoso equipo de desarrollo del «Project Team Tough» habían ideado. Como cuenta la leyenda -y puede que sea cierto- Kikuo Ibe, uno de los ingenieros, vio cómo una niña jugaba en el parque con una pelota y se imaginó un módulo de Casio metido dentro de una pelota de goma para amortiguar los golpes. Y fue así cómo nació el bisel, el famoso bisel que es la pieza que a muchos de los clientes de G-Shock les trae de cabeza, porque es la pieza que una vez que se destruye, porque es de goma blanda, relativamente blanda para amortiguar los golpes, no es duradera, es una de las primeras cosas que se suele tener que cambiar. Y como Casio no suele fabricar ese tipo de recambios, y cuando lo hace son muy caros, como consecuencia nos quedamos con un reloj sin una parte esencial de su protección. Y por eso mismo eran modelos, como estamos contando, para las muñecas de los japoneses medios eran grandes, estorbaban… Imaginaros los G-Shock de ahora, que suelen ser mucho más grandes en tamaño de los primeros Five Series, de los DW-5000 y demás.

Pues de esto vamos a hablar, de los modelos pequeños de G-Shock. Bienvenido Guti.

Guti-. Buena temática Droid. Un saludo a todos, y por supuesto para ti también. ¿Vamos a relojear?

Espero que algún día nos expliques de dónde sacas unas temáticas tan originales para el programa. Me tienes intrigado…

… Pues me imagino que técnicamente, o por diseño si queremos, un G-Shock debe ser voluminoso. Las diferentes capas de protección causan que inevitablemente sean más grandes de lo normal. Si nos atenemos a la historia que cuenta Ibe, que algo de verdad tendrán, ya lograron mucho reduciéndolo del tamaño de una pelota de tenis (bueno, el dice beisbol creo) hasta el de un DW-5000.

Por supuesto el problema de las piezas de recambio está muy presente. Es algo que en Casio nunca han intentado solventar, o si lo han hecho, no han tenido éxito.

La situación actual es bien distinta. Los G-Shock no son grandes porque su estructura o su tecnología lo requiera. Es por moda o tendencia. Incluso Casio G-Shock tan completos como un GW-9400 podrían tener unas dimensiones más contenidas.

Shock the Radio: Five Series #9

Five Series #9: Los G-Shock y las fuerzas armadas.

Droid-. Muy buenas y bienvenidos una edición más a las Five Series, aquí en Shock the Radio, os saluda Droid, y vamos a hablar con nuestro habitual colaborador, Guti, y mantener un rato de charla en torno a los G-Shock, tocando un tema general que aunque entra dentro de las Five Series afecta y en cierta manera abarca a todos los G-Shock, que es el papel de estos relojes con las FF.AA., incluyendo los cuerpos de seguridad policiales o las Fuerzas de Seguridad del Estado, como también se les conoce.

Confiamos por tanto que os resulte a todos vosotros un tema apasionante. Muy buenas Guti, bienvenido.

Guti-. Como siempre, gracias por invitarme. Es un placer charlar sobre relojes, G-Shock y la Serie 5 contigo. ¿Vamos a relojear?

Shock the Radio: Five Series #8

Five Series #8: ¿Ya nadie quiere a los G-Shock?

Droid-. Muy buenas a todos, estamos aquí en una edición más de las Five Series, en el programa de Shock the Radio, os saluda Droid. En esta ocasión le hemos puesto al programa un titular muy llamativo, algunos dirán que muy escandaloso o exagerado, pero yo creo que es muy real. Le hemos puesto: «¿Ya nadie quiere a los relojes G-Shock?», y para hablar de ello estamos precisamente con Guti, que nos acompaña una vez más. Muchas gracias de nuevo, Guti, por estar con nosotros y bienvenido.

Guti-. Hola Droid, y un saludo a todos los lectores. Efectivamente un título cuanto menos polémico. Veremos con lo que nos sorprendes… ¿Vamos a relojear?

Shock the Radio: Five Series #7

Five Series: G-Shock para gente anciana.

Droid-. Muy buenas a todos y bienvenidos a las Five Series, aquí en Shock the Radio. Os saluda Droid, y como suele ser habitual tenemos con nosotros de nuevo a Guti, con el que vamos a intercambiar unas impresiones, una conversación amena como siempre solemos hacer, respecto a las Five Series de G-Shock. Muy buenas de nuevo, Guti, y bienvenido para ti también a estas Five Series en Shock the Radio.

Guti-. Un gusto volver a estar aquí contigo y los lectores en las Five Series de Shock the Radio. Séptima entrega ya, y ¡parece que fue ayer cuando empezamos! A ver con lo que nos sorprendes en el programa de hoy… ¿Vamos a relojear?

Shock the Radio: Five Series #6

Five Series: El 5 Series perfecto.

Guti-. Bienvenidos al programa Five Series en Shock the Radio. Esta vez, habiendo invertido los papeles. Yo soy Guti, y conmigo está Droid. ¿Vamos a relojear?

Droid-. Hola Guti, se me hace raro el papel de entrevistado y no de entrevistador, es mucho más fácil estando al otro lado, así que me perdonen nuestros seguidores si no estoy a la altura.

Guti-. A lo largo de este programa hemos tocado casi todos los temas relacionados con la serie 5 de G-Shock. La película Speed, las bull-bars, los digitales rusos, la poca profesionalidad de algunas tiendas y un debate en profundidad sobre el GMW-B5000. No era algo fácil para mí, así que he optado por lo que es la esencia y los recuerdos de los DW-5000 y sus sucesores.

Droid-. Me pillas en un brete, seguro que de eso sabes tú mucho más que yo.