Toda la info de los nuevos G-Shock GA-900

Casio nos había hecho un lío con el tema de las pilas de los G-Shock GA-900, ya que en un primer momento decían que tendría una autonomía de 7 años, y luego empezaron a publicar por ahí que, como la del resto de «GA’s», era de 2 años. Hoy, que ya los han anunciado oficialmente, se confirma por fin las buenas noticias: su pila será de 7 años, y montará una CR2016.

Es curioso ver lo bonito que queda este reloj sin sus manecillas «rondando por ahí en medio», no es por nada pero en el manual lo ponen a veces sin ellas (para hacer más claras las explicaciones, por algo será…), y queda chulo. De hecho, sin las manecillas recuerda muy mucho al DW-5900, con ese display de información principal de una sola línea, y con los elementos gráficos y el marcador de modos encima.

Más adelantos: imágenes por fin de los GM-110 de metal

Si habéis visto Oblivion, probablemente recordaréis «el tet«, pues precisamente en esa forma geométrica parecen haberse inspirado en G-Shock para crear uno de los modelos más espectaculares que van a sacar en las próximas semanas (previsible fecha de aparición en agosto), el GR-B200. Parece una variante dentro de la línea GR (ya sabéis que tienen planeado lanzar un modelo superior en la línea del GBD-H1000) ana-digi de gama media, que aún así incorporará sensores (altímetro y brújula por lo menos, por lo que vemos, además de Bluetooth), y una llamativa botonera lateral de tres pulsadores. Su diseño será, por tanto, de tipo asimétrico, con un interesante y llamativo pulsador inferior en esa curiosa forma triangular, de la que también hace uso el índice principal (a las doce).

No serán los únicos, G-Shock continuará explotando su exitosa serie GA-110 y aquí podemos ver, por fin, los GM-110 de los que todo el mundo habla. Resulta más que evidente que sí, que su bisel será de metal, e incluso con una versión multicolor que seguro hará las delicias de más de uno que quiera llamar la atención con él.

Confirmados: nuevos Frogman analógicos

Tarde o temprano tendrían que llegar, y aunque los Frogman eran prácticamente el último reducto de digitales exclusivos en G-Shock, esto cambiará dentro de pocos meses. Casio lanzará el nuevo Frogman analógico, cuyo módulo es el 5623, y cuya denominación será la de GWF-A1000. Inicialmente lo hará en tres variantes: GWF-A1000-1A (negra) como estándar, a la que se le acompañarán la GWF-A1000-1A2 (azul) y la GWF-A1000-1A4 (roja).

Entre sus especificaciones destacan una caja monocasco en fibra de carbono (Carbon Core Guard), como la que llevan los GWR-B1000, y doble horario analógico. También incorporará indicador de mareas. El resto de especificaciones no deberían ser demasiado diferentes a lo que un Frogman convencional ofrece: diseño asimétrico, resistencia al agua de 200 metros, y tecnología Tough Solar. Según algunas fuentes podría incorporar Bluetooth aunque eso, de momento, esta por confirmar (el departamento de planificación sí lo contemplaba, como puedes ver en la imagen filtrada).

Adelanto: la edición especial Burton x G-Shock

Actualización 2: Añadidas imágenes a mejor resolución.

Actualización: Añadida nueva imagen donde podemos ver el reloj al completo.

Original:

Una de las ediciones especiales, o colaboraciones, más llamativas de las que G-Shock suele lanzar casi de manera fija cada año, son las que realiza con Burton. En este 2020 el modelo elegido será el Bluetooth GG-B100 (que, como sabéis, es «clónico» del PRT-B50 de Pro Trek). Para que se presente esta nueva edición aún falta bastante tiempo, no llegará hasta el mes de marzo. Sin embargo, ya os podemos adelantar una imagen -a una calidad no muy buena, pero se ve bastante bien el modelo, en todo caso- del reloj, que llevará por nombre GG-B100BTN-1A.

El precio será de 429 €, aproximadamente, y el Quad Sensor tendrá detalles en rosa, combinados con leyendas e índices y números en blanco. Además, y como podéis apreciar, su display será invertido.

Nuevos y elegantes Casio LA670 (y un nuevo digital en camino)

Continuamos con las novedades en Collection, y ésta es, también, muy bonita. Se trata de las nuevas variantes para los LA670, a los que Casio añade nueva correa de cuero, en diferentes y atractivos colores. El resto, el acabado del reloj y su tonalidad de caja, no varía, y es siempre la misma: dorada, máscara frontal en blanco, y display en positivo. El cristal es de resina, y la caja, cromada.

Su precio se disparará a los más de 65 €, aunque para cuando lleguen a España, con el baile de impuestos y algún que otro descuento, puede que bajen un poco de los 60 €. En todo caso es un precio bastante elevado por un simple cambio de correa de cuero, pero esta línea Vintage (a la que entrarán estas nuevas variantes) suele jugar en esta franja de precios, excepto las variantes con correa de resina que, aún hoy, son las más competitivas.

Nuevos Casio F-91 (y el AE-1200 cambia de cara)

Casio sigue el año que viene cambiándole tonalidades y añadiendo variantes a sus modelos más asequibles, y uno de los afectados será también el superventas AE-1200. Este fenomenal reloj incorporará, en su variante con armis, un nuevo bisel gris (se supone que tintado, no pintado). Con ello Casio consigue que haya menos contraste entre el plateado y el metal de su armis. Como recordaréis, el actual AE-1200WD (aquí lo podéis ver) tiene un frontal en negro que crea bastante «distorsión» con el plateado y el metal. Esta nueva variante, con una preciosa máscara grisácea, viene a solucionar en gran medida esa diferencia. Por supuesto no estamos diciendo que sea ni mejor ni peor, eso va en los gustos de cada uno, a mí personalmente me agradan los dos, aunque este frontal creo que aporta un plus de seducción estética muy agradable.

Es curioso que, a pesar de todas las falsificaciones que ha tenido (y tiene) este exitoso reloj, ni una sola de las marcas que se dedican a «fusilarlo» haya tenido esta idea de cambiarle la máscara que sí ha hecho Casio, lo que demuestra que, en el sentido del diseño – y no podía ser de otro modo -, Casio va un paso por delante de todos ellos.