Más transparencias para los DW-5600

G-Shock continúa apostando por las transparencias para esta segunda mitad de año y, ahora, lanzarán dos nuevas variantes, que llegarán en agosto – previsiblemente – a las tiendas. Se trata del DW-5600LS-7ER, con acabado en blanco y máscara con tonos naranjas, y el DW-5600LS-2ER, en azul y máscara verdosa y lima. Ambos disponen de LCD en positivo, con un precio algo más elevado que la variante de los DW-5600 convencional, ya que estos costarán 109 € (precio oficial para España).

No hay mucho que decir de un módulo del cual todos sabéis de sobra qué ofrece, lo interesante de estos modelos es su bonito y fresco exterior, con una caja que, además, va a juego.

G-Shock lanza un reloj conmemorativo de la NASA

Por fin, y aprovechando su historia de reloj aprobado para misiones espaciales, G-Shock se ha decidido a lanzar una edición especial NASA de sus Five Series. El modelo elegido ha sido, precisamente, la versión más básica, el DW-5600 denominado ahora DW-5600NASA20, con un exterior blanco que recuerda al de los cohetes, y con el logotipo de la NASA (el logotipo nuevo, no el antiguo, ya sabéis que el logotipo antiguo se retiró por los problemas que presentaba al plasmarlo en distintos soportes) destacando en rojo en el frontal. De fondo, y en la iluminación EL, se puede ver la silueta de la luna al pulsar la luz.

El precio es muy competitivo, 130 $, y se podrá adquirir en unidades limitadas y a solo una unidad por compra (no se pueden pedir varias unidades). Esta espectacular edición se comercializará en Estados Unidos, y se desconoce si G-Shock tiene la intención de distribuirla en otros mercados, aunque de momento parece bastante improbable.

Este es el estado en que se encuentra el G-Shock de la NASA

No sé si lo sabes, pero si das un paseo por el famoso Smithsonian, en concreto en el National Air and Space Museum de Washington, DC., y accedes a la primera planta dentro de la exposición Moving Beyond Earth, verás un curioso objeto que enseguida reconocerás. En efecto, se trata del DW-5600C, con número de inventario A20130073000 y donado por la mismísima NASA para el museo dentro de la sección de «equipamiento personal» para vuelos espaciales.

Pero hay más. Y bastante interesante. En el Museo del Espacio nos explican mucho sobre este tipo de relojes. Lo primero, que «DW», esas siglas tan famosas que vemos en muchos de los G-Shock, son el acrónimo de «Digital Water», relojes resistentes al agua. También que G-Shock -que supongo que ya lo sabes- es la abreviación de «Gravitational Shock». Explican que la NASA, en realidad, certificó cinco G-Shock para volar al espacio -muchos de ellos fueron usados por sus astronautas en distintas misiones-, convirtiéndose en uno de esos modelos tan sumamente especiales que pueden presumir de elevarse a la categoría de elitistas relojes que han tenido el privilegio de haber estado fuera de nuestro planeta (enfrentándose a marcas sobremanera más caras), los cuales son el mencionado DW-5600 en sus dos variantes: DW-5600C (caja de metal) y DW-5600E (caja de resina reforzada con fibra de vidrio). Además, la NASA también los testeó y calificó para viajes en sus trasbordadores al DW-5900, al DW-6900, y al G-9000.

¿Quieres unas zapatillas? ¿Quieres un G-Shock? ¿Y por qué no los dos?

Admito que las Converse me encantan (las zapatillas esas «clásicas» que seguro todos conocéis), pero menudos precios… Y eso no se queda solo en las zapatillas, porque las colaboraciones – ahora lo veréis- tampoco les va a la zaga. Se trata de un G-Shock de edición especial en colaboración con Converse Tokyo – de venta exclusiva en Japón – que se venderá desde la web oficial de la marca a un precio de unos 130 $. Un precio bastante elevado, como os decía líneas arriba, porque no deja de ser un DW-5600 (DW-5600VT en esta edición especial).

Claro que a cambio, como es habitual, tenemos detalles exclusivos: embalaje específico con el logo de la estrella – que por cierto, está por todas partes en el reloj -, frontal personalizado, iluminación EL con el mencionado logo, grabado en la correa y en la tapa metálica de cierre, y un diseño muy despejado y minimalista. Por cierto, que el frontal es ciertamente atractivo, no solo porque sea con LCD en positivo, sino por la bonita franja gris con el nombre de la firma colaboradora.