Los relojes de Casio que no aparecen en los medios

Hoy nos despertábamos con la noticia de que G-Shock será el patrocinador (cronometrador oficial) del próximo campeonato de fútbol del Sudeste asiático, el AFF Suzuki Cup 2020. Tras haber sido retrasado por el coronavirus, la fecha ahora será – salvo imprevisto – del 1 de abril al 8 de mayo del próximo año. Vemos también cómo, en sus notas de prensa, siempre se centran en sus modelos de G-Shock, Edifice algunas veces, y Sheen alguna menos. La última, la del MTG-B1000VL, el MTG «multicolor».

Hablando con algunos entendidos en la materia – yo no me lo considero -, me comentaban que la división de relojería de Casio sobrevive gracias a G-Shock y que, de lo contrario, difícilmente seguiría existiendo. Sus digitales habrían pasado a mejor vida, como lo hicieron los de Seiko, y también los de Citizen y tantas otras marcas. En Casio publicitan, difunden y refuerzan sus modelos de G-Shock, pero casi nunca lo hacen (o muy pocas veces) con sus modelos de Collection. Supongo que porque a ellos les interesa, claro, y eso lleva consigo que la mayoría de páginas webs, blogs especializados y demás, hablen también de G-Shock ante todo. Una simple búsqueda por Internet nos hará descubrir sin mucho esfuerzo que la mayoría de páginas te invitan a usar G-Shock, y a comprarlos, y casi en ninguna hablan de Collection o sus líneas más humildes, asequibles o, por decirlo de alguna forma, sencillas y sufridas.

Un reloj para llevar a todas partes

Hay tres cosas en este mundo de las que no deberías presumir demasiado en público: un coche de lujo, mucho dinero en metálico, y un reloj caro. La razón es que un automóvil caro revelará de inmediato tu poder económico. Es poco probable que nadie te deje un coche valioso para conducir, así que saben que probablemente sea tuyo. Lo mismo con tu reloj y, obviamente, con tu dinero.

Una de las enfermedades más arraigadas en el corazón humano es la envidia, si a eso se une la necesidad de la otra persona, que lo está pasando mal, y andas por ahí restregándoles tus derroches en la cara, puedes salir escaldado. Sobre todo si viajas a según qué países, o pasas por según qué barrios.

El GES analiza el DW-291 en profundidad (y nos descubre algunos de sus secretos que te sorprenderán)

A Adan (G-Shock en Español) le quitaba el sueño lo de la resistencia de 200 metros al agua de los HD DW-291, y para ello estaba preocupado con una cuestión importante: si en los pulsadores de ese modelo existían dos juntas de estanqueidad (como incorporan los G-Shock) o solo una (como la mayoría de Collection).

Uno de los errores (bueno, errores… ) que me he dado cuenta del detallado desarme del reloj que hace Adan, es que ha cometido el fallo de mezclar los tornillos. En una caja de metal, que es importante, se vuelve aún más cuando la caja es de resina. Y es que cada tornillo siempre debe ir con su correspondiente agujero con el cual salió de fábrica (o sea, el tornillo superior izquierdo no atornilla en el agujero inferior derecho). Los retira correctamente – en cruz, como debe hacerse -, pero lo de mezclarlos luego no es nada aconsejable. Da un poco de miedo ver también como extrae un clip con unas pinzas (habría sido más aconsejable usar un alfiler o la punta de una chincheta…), y en algún momento llegué a temer que se fuese a quedar sin reloj.

Primer vídeo-review del MWD-100

Hace poco, pudimos ver gracias a Angelo muy de cerca los nuevos MWA-100, y también tuvimos ocasión de comprobar (e incluso desarmar) los también novísimos W-737. Nos quedaba el MWD-100, la variante digital de estos nuevos modelos de Collection con bisel de metal (acero inoxidable). Y hoy, precisamente – y por fortuna – nos escriben del canal de Madstacks para informarnos que ya tienen publicado uno de los primeros vídeos del MWD-100, por si lo queremos ofrecer a todos vosotros y, por supuesto, en Zona Casio encantados de hacerlo.

La review está bien, en general (bueno, regularcilla), explica sus impresiones, pero no vemos detalles que nos resultarían muy interesantes, como los diferentes modos del módulo, detalles de la trasera, o más de cerca la construcción resina/chapado. Me da que es una review más para «vendernos» el reloj, que para probar el reloj, y habría sido de agradecer menos palabrería, y más detalles visuales del MWD-100 (que para eso es un vídeo, carajos). Porque sino, pues valdría un programa de radio. Pero es, de momento, la única video-review de este modelo, así que tenemos que conformarnos.

Los modelos antiguos «anti-COVID»

Hace poco os publicamos algunas sugerencias (sugerencias, nada más, que quede claro; cada uno puede llevar, faltaría más, el reloj que más le agrade consigo) sobre los modelos digitales de la Casio actual, muy valiosos en estos tiempos tan crudos de pandemia. Este tipo de artículos que tienen que ver con el coronavirus siguen teniendo una gran difusión y notable éxito (de hecho ha sido uno de los posts más leídos durante la semana), por lo que vamos a profundizar un poco en ello, pero viéndolo desde una perspectiva distinta, diferente y peculiar.

Y es que ahora, y como un ejercicio más bien de curiosidad y de retrospectiva, vamos a echar la vista atrás y hacer mención de algunos de los modelos que, durante los años ochenta – es decir, de los primeros años de Casio, o de sus años más «productivos» -, habríamos elegido como relojes aptos para llevar con nosotros en este apocalíptico escenario.

Casio Collection: comparativa de tamaños

Mucho se ha hablado sobre el tamaño de los modelos de Casio actuales y de los antiguos. Sobre todo, en lo que respecta a su tamaño se ha notado una clara tendencia a hacerlos más grandes, algo evidente en algunas gamas como G-Shock. Pero seguro que a muchos os resultará curioso saber un poco cómo era el tamaño de aquellos primeros Casio respecto a los de ahora, y para ello nada mejor que elegir eso: uno de los primeros, primerísimos modelos. Tanto, que estamos hablando de uno de los modelos de resina que fueron inéditos en el mercado. Tras el carismático y novedoso F-100 que, con su módulo 52, apareció en el mercado en 1977, en 1978 vería la luz el F-200, con el módulo 55 y que sería su sucesor. Fue uno de los primeros relojes en ofrecer las, a posteriori, combinación de leyendas en color amarillo y blanco, y uno de los predecesores de los famosos y múltiples modelos de resina que coparían el mercado la década posterior.

Por lo tanto, es un modelo muy útil para comparar medidas y saber si realmente los relojes de aquellos años, en lo que a Collection se refiere al menos, eran tan compactos o no.

¡Primeras imágenes de los W-737H en vivo!

Actualización: Ya hay algunas tiendas que van poniendo más imágenes. ¡Las tienes tras el salto!

Original:

Tras anunciarlo Casio USA en pre-venta para Estados Unidos (a 20 $ nada más, por cierto), y confirmar su llegada para aquel país el próximo 15 de septiembre, algunos privilegiados ya han podido tenerlo (y lo que es mejor: mostrarlo) en sus manos. Ha sido Wing Chan desde Hong-Kong, quien también nos desvela que por allí estará a 230HKS (unos 25 €). Entre medias, el precio oficial que anunciaba Casio, que sería de 22 € (aunque de llegar a Europa puede que rozara fácilmente los 30 €…).

Lo que vemos en vivo y en fotos en directo, por fin, nos gusta. Y mucho. El modelo es realmente chulo, los dígitos, muy nítidos y, como decían en Casio, fácilmente identificables y legibles en ese display central tan despejado. Pero sin duda lo más interesante es la imagen que Chan nos muestra de perfil (o inclinado), en donde los dígitos tan pequeños en la parte superior, que sin duda era lo que nos podría generar más dudas, se muestran visibles aún y relativamente legibles. Obviamente el tamaño de la zona calendario es minúscula, pero no molesta demasiado el lateral de la máscara.

Te recordamos que estos modelos, que deberían posicionarse un escalón por encima de los W-800H actuales, Casio no ha querido traerlos a España, pero seguiremos batallando para ver si logramos que los podamos tener en la península.

Nuevos Casio MTP-E321, MTP-E320 y MTP-E171: elegancia y sencillez

Casio nos ofrece este mes unos interesantes modelos dentro de su gama analógica masculina de Collection. Se trata de los MTP-E321, MTP-E320 y MTP-E171. Los dos primeros son multiesferas, mientras que estos últimos son unos muy básicos y minimalistas relojes con índices para las horas y poco más (aunque añaden también marcas de minutos). Los multiesferas MTP-E321 nos ofrecen segundo horario para las 24 horas y dos esferas de fechador, con número del día del mes (por marcas) y día de la semana (de una letra).

Los MTP-E320, por su parte, son de tipo retrógrado (en el dial del día de la semana), con también sub-esfera con horario 24 horas. Por desgracia, éstos carecen de marcas de minutos, que sí incluyen los MTP-E321 y, además, en estos con dos formatos de horario para visualizar: el de índices, o un clásico y siempre útil horario 12 horas a la par que el otro.

Última hora: ¡Los MWD-100 tendrán bisel de metal!

Nos resultaba muy extraño que los MWD-100, compartiendo caja con los mismos MWA-100, tuvieran bisel de resina, cuando en estos últimos, analógicos, Casio se lo había puesto de metal (acero inoxidable). A pesar de que en todas las especificaciones apuntaban a una caja de resina con bisel de resina para los MWD-100, decidimos ponernos en contacto con Casio para que nos confirmara uno u otro extremo. Desde aquí queremos agradecer a la División de Relojería de Casio en España que, incluso estando en vacaciones, nos lo aclararan. Así, os podemos confirmar por fin ese detalle, haciéndoos partícipes de esta buena noticia: los MWD-100 también vienen con bisel de metal.

Es sin duda un magnífico añadido por parte de Casio, y un enorme impulso a su línea Collection digital en la que, hasta ahora, era enormemente difícil encontrar este tipo de materiales. Eso, unido a los pulsadores de metal, y a que además tenemos una variante con armis, añaden un importantísimo plus de interés en los completos y funcionales MWD-100, convirtiéndolos en mucho más atractivos si cabe.

Ya oficial el Casio W-737, «el GBX-100 del hombre pobre»

Casio International ha anunciado hoy la llegada al mercado para este mes de sus nuevos digitales W-737. Se trata de unos modelos simples, pero muy llamativos y enormemente interesantes. De ellos, recordaréis, os dimos numerosos datos en el anticipo del otro día.

Sin embargo, dada la polémica suscitada por el anterior post sobre los GBX-100, creemos conveniente hacer un inciso al respecto, antes de meternos en harina con los W-737. Es verdad que este tipo de nuevos relojes de Casio cuentan con la posibilidad (tanto en G-Shock como en Pro Trek y demás) de «saltarse» directamente las pantallas y pasar a la principal sin activarle ninguno de sus sensores (cosa que se realiza manteniendo pulsado el botón de cambio de función), de esta manera, el usuario puede poner al principio la función que más suela utilizar, sin tener que pasar por la activación de brújula, barómetro, o lo que tenga el reloj. Sin embargo para hacerlo se requiere antes emparejarlo con un smartphone y trabajar sobre el móvil, no sobre el reloj, ya que no se pueden personalizar los menús o el carrusel de funciones solo con el reloj. Unido a ello nos encontramos además con el handicap de que, de fábrica, los menús de este tipo de relojes suelen venir totalmente desordenados (lo lógico sería que las primeras opciones sean el cronógrafo, temporizador y alarmas, para de esa forma poder hacer uso de la ventaja del «salto de funciones» y salir sin activar los sensores), pues no, suelen llegar con los sensores en primer lugar, lo que además de entorpecer el uso del reloj, desperdician energía. Eso sin olvidar que, como decíamos, hay sensores como el podómetro que no es posible desactivar.

Los MWA-100 serán de acero y resina (por desgracia los MWD-100 parece que no)

Casio ha confirmado detalles, versiones y precios de los nuevos MWA-100 y MWD-100 que, previsiblemente, deberían ponerse a la venta a partir de mañana. Una de las cosas más interesantes es que los MWA-100 introducen como novedad un bisel de metal (acero inoxidable), sobre la caja de resina, atornillado a la misma. Salvando las distancias, su aspecto tiene un aire inconfundible al GA-2100 que tantos éxitos les está dando a Casio, aunque si el bisel tuviera «forma de tuerca» lo habrían bordado (por aquello de hacerlo aún más parecido al Audemars Piguet Royal Oak, ya, habría sido demasiado evidente, pero en fin). Hay que reconocer que el reloj es muy resultón, con la corona protegida por las guardas de resina de la caja, y ese bisel en contraste. Difícil sería adelantar que va a ser un éxito más dentro de Collection para Casio, aunque sí es cierto que, sobre el papel, tiene todos los ingredientes. Quizá la parte en la que que para muchos les resultará difícil adquirirlo es la necesidad de cambiarle dos pilas que, además, tienen una duración de solo tres años. Y es que Casio ha elegido para él sus módulos «noventeros» con dos pilas (una para la iluminación, y otra para el movimiento), pero muchos de los GA de G-Shock también lo hacen, y les va genial en ventas, así que tan malo no será. En este sentido, el cliente tiene la última palabra, y parece ser que no le importan este tipo de movimientos a dos pilas.

En concreto, los MWA-100 montan una SR626SW para el movimiento, y una CR1616 para la iluminación que, si la activamos durante 9 segundos al día, durará eso, 3 años.

Adelanto sorprendente: el nuevo Casio W-737

Estábamos ansiosos por ver los nuevos W-737 que os adelantamos hace semanas (pero sin fotos en aquella ocasión), y por fin los tenemos aquí. No son imágenes de gran calidad, pero al menos se puede apreciar el aspecto de estos relojes porque en cuanto a su módulo es de sobra conocido por todos (es el 3488, y sigue la tónica habitual de muchos de los W convencionales). Todo su display ha sido construido de «puro y duro» segmento, tecnología más que probada y fiable cien por cien. Pero lo que más llama la atención es su robusto aspecto, con un pulsador frontal para la iluminación, y grabados en forma de tornillería en los laterales. Lo mejor es que tiene un aspecto muy «old school», de digital «de los de verdad», de los de siempre. A eso hay que añadir una resistencia al agua de 100 metros, una enorme pila CR2025 con 10 años de autonomía, y segunda zona horaria.

No hemos encontrado referencias de que incorpore pulsadores silenciables, y es porque Casio no se los ha puesto, lo cual es una auténtica lástima. El sospechoso espacio «vacío» que ves bajo la zona del calendario es debido a que se usa para informar del cambio de modo (que se realiza mediante labels), mientras que el indicador de sonido (que aparecería debajo del segundero) se utiliza para la cuenta audible del cronógrafo (posee indicación de tiempo objetivo). También se puede utilizar esa función en el temporizador que, además, posee función de reinicio automático y, por si fuera poco, es de 24 horas de duración (el cronógrafo también es de 24 horas). Dicho temporizador emite una alarma de 10 segundos, pero la alarma principal (la alarma del calendario) emite sonido durante 20 segundos.