La magnífica colección de relojes de Carlos, en Zona Casio

Hace unas semanas se puso en contacto con nosotros Carlos, un coleccionista de relojes de Casio que había estado acumulando magníficos ejemplares. Nos contaba cómo había empezado a redescubrir sus modelos de la infancia gracias al Museo Marlin y cómo, en páginas como ésta, había podido profundizar en los mismos. Eso le llevó a despertar su afición y su afán por intentar conseguir los modelos que en su día usaba, desde su infancia, y también aquellos añorados y magníficos relojes de la Casio de entonces.

Nos confesaba que había llegado un momento en que decidió parar, en algún instante tenía que detenerse y decir basta, y consideró que ese día había llegado. Entonces decidió quedarse con algunos de los modelos que le inspirasen o le transmitieran algo especial, y deshacerse de todos los demás.

Los Casio que se venden en Cuba

Nuestro amigo y lector Danny siempre está insistiendo en que por donde vive no se ven los modelos de G-Shock que solemos tener por aquí, y para demostrárnoslo se ha ido a una de las relojerías más surtidas de Cuba, y nos ha hecho un reportaje fotográfico con los modelos de reloj que se venden en la isla. De hecho, nos cuenta que el vendedor era la primera vez que veía un Rangeman GW-9400 (que es el que lleva nuestro protagonista) y que conseguirlo allí es imposible.

La mayoría de G-Shock tienen unos precios inalcanzables para la población, por lo que los más buscados y vendidos son los Collection.

G-Shock x Gorillaz (la camiseta)

Probablemente estaréis ya hartos de escuchar hablar acerca de las ediciones especiales (o colaboraciones, más bien) de G-Shock con Gorillaz, máxime cuando han sido estas semanas las que han estado distribuyéndose esos relojes. Pero en este caso podéis estar tranquilos, porque no vamos a insistir con lo mismo, y aunque relacionado con ese tema, es algo bastante diferente lo que os queremos enseñar. Se trata de la camiseta oficial de dicha colaboración, un producto de merchandising tan habitual en G-Shock pero, a la vez y curiosamente, tan difíciles de conseguir -por lo general-.

Como ya vísteis en algún que otro reportaje sobre colaboraciones graciosas, o «los extra» de algunas ediciones especiales de G-Shock, suele ser norma habitual que con algún modelo exclusivo de reloj se acompañe de algún producto también limitado.

Nota de prensa: Electrada E4000 «Generator» con recarga solar y cinética

Lanzamiento mundial del nuevo Electrada E4000

Por primera vez en la historia, un reloj es capaz de obtener su energía de la luz, y del movimiento

GOTEMBURGO (SUECIA), 22 de junio de 2018 – Electrada® Corp. Ltd. la firma de electrónica, energía y materiales perteneciente al ASSI Group sueco, acaba de presentar a nivel mundial el nuevo Electrada E4000.

Fusing your world (Fusionando tu mundo) es el slogan de Electrada® y que define a la perfección el nuevo lanzamiento del E4000. Un revolucionario reloj digital que por primera vez en la historia nos ofrece una doble alimentación ecológica. Una avanzada tecnología que combina la conocida alimentación por energía lumínica que ya conocemos, junto a un émbolo interno que aprovecha la energía cinética de los movimientos para recargar el acumulador, incluso en condiciones de total oscuridad. Una garantía de que el E4000 siempre estará en funcionamiento.

La carga mecánica en base al movimiento del reloj, es un recurso que hasta ahora habíamos conocido en los relojes mecánicos, y que aunque se había usado ya esporádicamente en relojes de cuarzo, nunca se había incorporado a un reloj digital. Electrada logra un doble hito, siendo el primer reloj digital que lo incorpora, y a su vez el primer reloj de cualquier tipo con una fuente de alimentación solar y por movimiento.

La estupenda felicitación del maestro de los Marlin

Todos los que nos seguís sabéis muy bien que en Zona Casio tenemos el lujo y el privilegio de contar entre la gente que nos sigue (y que colabora esporádicamente con nosotros) del mayor coleccionista y conocedor de los Casio Marlin, cuyos modelos podéis admirar en el Museo Marlin, que no es ni más ni menos que Jokerblue. A pesar de no estar atravesando por su mejor situación (todo el ánimo y mucha suerte para ti, querido amigo) ha tenido la gentileza de enviarnos esta felicitación que compartimos con todos vosotros, junto con algunas suculentas palabras que, viniendo de quien vienen, tienen un grandísimo valor (y más tratándose de temas de Casio).

Y es que Jokerblue me ha confesado que le produce una gran alegría la noticia de la aparición del DW-5750; no es extraño, bien es cierto, tratándose de un amante de los vintage y de los Casio más legendarios como es él, pero que él lo diga me ha emocionado profundamente, os lo confieso, porque llevaba mucho tiempo con ganas de que alguna novedad de Casio le satisfaciera de alguna manera, más que nada porque Jokerblue siente muy de cerca la marca de Casio (no hay más que ver los modelos que guarda con cariño, y el gran conocimiento que atesora sobre ellos) y porque supone, además, una gran noticia también para la propia Casio, que va viendo cómo logra atraer también a su público (y a sus clientes) más tradicionales y -si se quiere ver así- «antiguos», y no solo a los jóvenes (que tampoco está mal, dicho sea de paso).

Pasiones escabrosas en una famila G-Shock

Parecía una tarde cualquiera para la familia G-Shock G-Lide, que hasta hace un par de años era Timex Expedition. Pero ahora la componía la señora GLX5600 y G8900A-7. Pero ella no había olvidado a Timex Expedition T2N721. Tal vez la explicación de esto sea el no haber procesado bien el dolor de que Timex T2N721, antes de desaparecer para no volver, al menos hubiera esgrimido la piadosa mentira de que salía a buscar pilas.

GLX5600 no olvidaba tampoco que Timex T2N721 los últimos tiempos parecía tener problemas psicológicos e incluso alucinaciones. Decía haber escuchado a dios decirle que él no servía para nada, que era incómodo, tenía las agujas muy finas y la del compás se confundía con las de la hora, que pesaba demasiado y en definitiva era una mierda y lo iba a vender para sacárselo de encima.

Fiesta de presentación de la edición especial Baby-G x Hello Kitty

Casio dio una fiesta a finales del pasado mes de diciembre para presentar en Rusia la colaboración entre Baby-G y Hello Kitty, una edición especial de la cual, seguramente recordaréis, ya os habíamos hablado aquí. La fiesta, además de cóctel, disc jockey, y alguna sorpresa especial (como decoración de uñas…, era una fiesta eminentemente femenina, aunque hubo invitados, obviamente, también masculinos), contó con una charla sobre la cultura japonesa y también la moda nipona, ambientando con ello estupendamente la presentación del BA-120KT, que es el modelo de Baby-G sobre el que se ha realizado la edición especial.

Casio en Rusia pondrá a la venta esta colaboración a partir de este mismo mes de enero. A continuación tienes una abundante galería de fotos con el ambientazo que había en la sala, con una espectacular azotea, por cierto.

El viejo relojero

Hace un par de años tuve la necesidad imperiosa de arreglar el viejo reloj de mi abuelo. Fui buscando relojeros por el centro de Asunción (Paraguay) que cobraran lo justo e hicieran un buen trabajo.

En una de las relojerías que visité un señor me dijo: «Te lo puedo arreglar pero en un mes y te costaría como 30 dólares (equivalente a 150.000 Gs, eso aquí es mucho)», entonces obviamente fui a otro que respondió: «Yo no lo puedo arreglar hoy pero lo podés llevar a Don Marsá que él te lo va a reparar, en 15 de Agosto y Haedo».

Mi primer G-Shock

Quisiera comentarles mi experiencia con mi primer G-Shock. Y, digo primero, porque me he quedado encantado con esta serie de Casio. Fue un regalo de cumpleaños muy apreciado y que me ha sido muy útil a lo largo de este año.

Al momento de recibir mi G-Shock G-056B yo estaba trabajando casi diariamente como Bombero de Asunción (Paraguay) y lo empecé a llevar debajo del traje de combate de incendios. Tuve 5 incendios y una docena de accidentes de tránsito con el puesto, y créanme que no le ha quedado marca alguna o disfunción pese a las altas temperaturas (exposición indirecta). Tras tres meses renuncié y tomé otro rol.