Si te gusta el mar, el surf, y tu reloj Casio, esta película es crucial para ti

Impactante (mira el trailer, al final) lo que nos cuenta The Shallows (Infierno Azul en España). La supervivencia. El combate entre un enorme tiburón blanco que se lleva por delante todos los surfistas de una idílica playa. En este caso, además, la protagonista no es un chico, sino una chica. Ella, apoyada por su Baby-G (un BG-169R-8, por cierto) tendrá que conseguir ser más rápida que nunca para sobrevivir.

Si estabas buscando un plan para este verano, ya tienes uno. Por cierto, que los BG-169 los actualizó Casio hace poco.

Casio DBC-32 en Chappie

A veces no somos solo nosotros los que nos damos cuenta de apariciones de relojes en películas, vídeos de música o incluso carátulas, sino que gracias a nuestro ejército de lectores de todo el mundo también nos enteramos de novísimos lanzamientos con relojes de Casio como protagonistas. Este es el caso de nuestro lector Ralf, el cual desde Alemania nos escribe para hacernos fijar nuestra atención en el filme de ciencia ficción Chappie, una película ambientada en un futuro cercano y que nos llega con la garantía de Neill Blomkamp, co-guionista y director de cintas tan espectaculares y llamativas como Distrito 9. Es co-guionista también de esta película que os traemos hoy aquí.

En Chappie podemos apreciar en la muñeca de uno de sus protagonistas un Casio DBC-32, el modelo más futurista -cómo no- de calculadora de Casio, el cual en su forma, diseño y llamativo y atrayente frontal encontramos la combinación perfecta para una película tan entretenida y atractiva como esta.

¡Danke, Ralf!

No puedes enfrentarte a un ataque alienígena si no tienes un Casio

Hace unos días «nuestro» famoso y mundialmente conocido (y reconocido) coleccionista de Casio Marlin, Jokerblue, y yo, debatíamos sobre algunas de las series de nuestra infancia. Él y yo compartimos afición no solo por Casio, sino por las películas de ciencia-ficción de culto. A Jokerblue le encanta «V», y a mí «Galactica» (y a ambos nos gustan las dos, claro). Inevitablemente surgió la duda de qué reloj llevaría el protagonista y abanderado de la lucha contra la invasión alienígena de «los lagartos», capitaneados por la malvada Diana (Jane Badler), el héroe Mike Donovan (Marc Singer). Lógicamente Jokerblue, que para estas cosas es todo un lince (porque yo en reconocer relojes antiguos no soy nada bueno, lo reconozco) cayó en la cuenta del modelo que llevaba Donovan en la serie: el Casio W-400, el popular Marlin de caja roscada y de resina de 1982. Un reloj mítico donde los haya y el complemento si hay que plantarle cara a una invasión alienígena.

El Casio W-400 (no confundir con el W-100, de una estética parecida y también Marlin, pero anterior) era primo hermano del Casio W-350 (caja maciza de metal y armis), y del no menos espectacular W-350C (una variante con correa de resina), aunque montaban módulos diferentes: estos dos últimos llevaban el 152, y los W-400 el 106. Hablo en plural porque del W-400 había al menos dos versiones: la versión en azul (W-400-1A), y una versión en rojo más desconocida, la W-400-1B. El módulo era «típico Marlin», con señal horaria también cada media hora, temporizador, cronógrafo, y una autonomía de nada menos que siete años. Además, era Water Resist 100 metros, lo cual indicaba de qué reloj estábamos hablando.

20 años de Speed, 20 años del Casio DW-5600C: el «Casio Speed»

Casio con las películas tiene una relación histórica que muchos de vosotros conocéis muy bien, y en unos tiempos en los que era todo muy diferente de ahora. En la actualidad muchas marcas de relojes pagan auténticas salvajadas por ver sus modelos en la gran pantalla, luciéndose en las muñecas de alguno de sus protagonistas, pero muchos de los Casio de aquella época eran elegidos por lo que ofrecían, y no por haber sido comprada su presencia por la marca. Todos recordamos el Casio A-201 de «Blue Thunder», o el maravilloso W-71 de Napoleon Dynamite, entre otros muchos.

Esta semana, precisamente, se cumplían veinte años de una de las cintas de ficción más entretenidas y espectaculares de la historia del cine. Cómo no, estamos hablando de Speed, una película que se estrenó el 10 de junio de 1994 y que catapultó a la fama a Keanu Reeves y a Sandra Bullock. Keanu Reeves, que interpreta en la ficción al policía Jack Traven, lleva en su muñeca nada más y nada menos que un soberbio DW-5600C, un modelo que -con sus más y sus menos, es cierto- por fortuna Casio sigue fabricando, y podemos disfrutar de él nuevecito solamente con adquirirlo en cualquier tienda. Creo que todos los usuarios de G-Shock poseemos casi de forma obligatoria uno, y su historia, que parte de los inicios del concepto G-Shock y toma elementos de aquellos extraordinarios HD de los años ochenta, es genuina y única en relojería.

Cuando la vida de los tuyos depende de un reloj Casio

Aquí os traemos otro buen ejemplo para contradecir a todos esos que dicen que hoy en día un reloj no es necesario. La ficción -el cine, en este caso- nos trae de nuevo la más cruda historia de lo que podría pasarnos a cualquiera de nosotros y de cómo nuestro reloj pasa de ser una parte del día a día a un instrumento del que dependemos y al que nos agarramos como un clavo ardiendo.

Estamos hablando de «Hours», cuyo protagonista, Paul Walker, encontrará en su G-9100 el aliado más fiel e imprescindible para mantener a su hija recién nacida con vida. «Hours» es un thriller emocionantísimo, protagonizado por Paul Walker («Fast & Furious 5»), en el que podemos vivir la angustia que experimenta un padre, desesperado por mantener con vida a su hija, que acaba de nacer y que se mantiene en la incubadora del hospital. Él tiene que regresar cada tres minutos para alimentar de energía la batería de la incubadora mediante un generador eléctrico, ya que el huracán Katrina ha desvastado el lugar. Paul hace un uso intensivo del temporizador de su G-Shock «Gulfman», mientras tiene que enfrentarse a todo tipo de peligros y amenazas. No te pierdas el trailer, lo tienes a continuación.

La película del reloj

El cine siempre ha tenido debilidad por cualquier tipo de dispositivo que acompañase al ser humano, desde automóviles hasta teléfonos móviles, pasando por Internet o casi cualquier tipo de tecnología.

La llegada de los smartphones encandiló a los cineastas, hasta el punto de que incluso le dedicaron una película en exclusiva: «Cellular«, un thriller de acción en donde secuestran a la protagonista, y luego ésta logra salir con vida gracias a la comunicación que mantiene -vía teléfono móvil- con un desconocido.