La calculadora a relés y el Android de Casio

Este fin de semana pasado, de regreso en compañía de un amigo que me había acercado a visitar la tumba de mi hermana, nos cruzamos con bastante gente que aprovechaba el fin de semana para ir a esquiar, camino de las pistas de nieve en el puerto. Pensé de inmediato en los G-Shock invernales, y en cómo los relojes, Casio, presentes en muchos de los acontecimientos de nuestras vidas, había tenido el acierto de lanzar modelos G-Lide para nieve o surf mucho antes incluso de la popularización de G-Shock (y, por supuesto, mucho antes que otras marcas que como Diesel, Nixon o Rip Curl explotan ahora ese lado lúdico de manera significativa).

Casio ha intentado (a mi parecer muy acertadamente) ser uno de los fabricantes en destinar precisamente a la aventura y el deporte su primer smartwatch, el cual no ha sido por desgracia ese reloj rompedor que todos nos esperábamos. Porque hay que tener en cuenta que en modelos deportivos dotados de Android el WSD-F10 no es, ni mucho menos, el primero.

Casio celebra el 40 aniversario de su Casio Mini, con una novedad muy especial


En el año 1972, concretamente el 3 de agosto, Casio lanzó al mercado la que sería la primera calculadora personal del mundo (hasta entonces calculadoras existían, pero no «para llevar»). Era la Casio Mini, y, como si fuera una pequeña radio (llevaba incluso una correa para sujetarla), podía hacer las operaciones esenciales de suma, resta, multiplicación y división.

Ahora, para celebrar ese 40 aniversario, acaba de presentar una edición especial que mantiene la misma estética del modelo original, pero mucho más pequeña. Se trata de una edición en miniatura de la Casio Mini, con pantalla LCD y con capacidad para realizar las mismas operaciones.