Caja de acero, titanio o carbono… ¿Con cual te quedas?

Cuando buscamos robustez, durabilidad y resistencia, sin duda el acero no suele tener rival. Difícil de rayar, muy sufrido y que soporta bastante bien el rudo trato, fue el material elegido para las duras cajas de los primeros G-Shock. Es, por decirlo así, «el material histórico» de los G-Shock.

Sin embargo, muchos años después (más de diez años, en realidad), Casio se vio en la necesidad de ofrecer un material más, digamos, «elitista». Un metal que aunque ya no cumpliera tan bien esa labor (el titanio es más fácil de rayar), fuese muy apreciado por sus clientes. Así nacieron a finales de los noventa los G-Shock de titanio, con aquellos MR-G que todos tenemos en la memoria.

Especial Carbon Core Guard: Un platillo volante (y no es extraterrestre)

Históricamente, los ana-digi de Casio podían tener muchas funciones «físicas», en su parte analógica, pero la parte digital era un elemento crucial en todos los sentidos. La parte analógica, las manecillas, se dedicaban solo a mostrar la hora. Modelos de este tipo eran – y son – los AW-82, o los mismos HDC-700.

Sin embargo, en esa apuesta hacia lo analógico de hace ya algunos años por parte de G-Shock, hay más elementos en ese formato que han pasado a incluirse en este tipo de relojes tomando un relevante papel. Uno de esos elementos es el sistema de información de modos.

Especial Carbon Core Guard: Luz blanca

Admito que el G-Shock GA-2000 es uno de los pocos relojes con LED en blanco que tengo. No me voy a emocionar por eso, pero en fin, no niego que sea «relativamente» emocionte. Y es que uno, acostumbrado a los clásicos LEDs naranja ámbar o verde radiactivo, que están por casi todos los relojes de Casio, encontrarse de repente con la gélida luz del LED blanco es una experiencia un tanto especial. Por fortuna en estos GA-2000 Casio, además, te permite disfrutar con ello, porque una de sus dos pilas tiene como objetivo principal ese: la iluminación. Y en el caso del GA-2000 no es un detalle menor, dado que posee múltiples LEDs, algunos iluminando sus zonas digitales de LCD (que son dos), y otro iluminando la parte física, es decir, la analógica.

En otros casos (como los del GW-B5600, que también tienen LED en blanco), la incorporación de Tough-Solar mejora aún más este aspecto de la autonomía.

Especial Carbon Core Guard: pulsadores futuristas

Era inusual, hasta ahora, que un G-Shock ofreciese unos pulsadores «al aire», sin que estuviesen protegidos por generosas guardas y salientes en la caja. Además de ello, en algunas variantes como las Mudmaster, los pulsadores estaban dentro de una cubierta de goma, con lo cual resultaban todavía más difíciles de operar.

No había un modelo digamos «cómodo» en ese sentido, y los pulsadores ágiles y de pulsación rápida los tenían, en su mayoría, Collection, Edifice, y gamas similares.

Especial Carbon Core Guard: ¡El G-Shock GA-2000 en nuestras manos!

Desde que salieran los G-Shock con su nuevo diseño «Core Guard», en ZonaCasio nos esforzamos por poder probar uno y traeros nuestras impresiones aquí, de primera mano.

Las razones de hacerlo no eran pocas, y la importancia, no menor. Y es que estamos hablando de toda una revolución en lo que venía siendo hasta ahora G-Shock, y este paso tecnológico tan importante que implica no solo nuevo diseño, sino recurrir a nuevos materiales. Materiales estos que, en los años en que la marca nació, no estaban disponibles ni tan extendidos (como la fibra de carbono), y un diseño de pulsadores «con tubería» para reducir los daños en el módulo cuando se golpean los botones que los primeros G-Shock no podían ni soñar con tener.

Las correas de fibra de carbono (ese gran invento)

Los amantes de las correas de caucho se encuentran siempre en la encrucijada de la extremadamente limitada vida de éstas. Dos años sería una duración «oficial» para una resina de consistencia media, pero siendo generosos y con cuidado, podremos extender su integridad por cuatro o cinco años. A partir de ahí, «que cada uno se busque la vida como pueda».

Casio adoptó hace tiempo la solución de incluir fibra de vidrio y de carbono para esas correas. Es una buena solución, pero hay dos inconvenientes: el primero, sólo la poseen un limitado número de modelos. El segundo, tiene que ser G-Shock, porque casi ninguno más de ninguna otra línea de Casio posee dichos componentes como refuerzo. Luego, y en un factor no menos importante, se encuentra la variable estética, que ha enamorado a no pocos usuarios de relojes.

Así están construídas las correas reforzadas de los G-Shock


Una de las preocupaciones de casi todos los usuarios de un reloj con correa de resina, es la relativamente poca duración de ésta. Ésa es también una de las preocupaciones de Casio, y por ello ha estado investigando concienzudamente sobre la manera de alargar la vida útil de las correas de reloj realizadas con éste material sin necesidad de que se tenga que cambiar cada pocos años.

Uno de sus sistemas fue incorporar dentro de la propia resina (o entre dos capas de resina, para ser más exactos) fibras de vidrio. Modelos como los GD-200 tienen esta solución. Pero lo último ha sido reforzarla usando fibra de carbono. Este método lo estrenaron en el GW-9300, y ahora ya existen más modelos que disponen de una correa reforzada con éste material, como los GW-A1000 en la variante del RAF.

Novedades de Edifice: Nuevos retrógrados EFR-513


Casio presenta dos nuevos integrantes de la familia EFR, el EFR-513D-7AV y el EFR-513SP-1AV. Ambos son retrógrados, posee pulsera y caja en acero inoxidable, resistentes al agua hasta los 100 metros, poseen taquímetro y cronógrafo de 1/20 segundos. Ambos son idénticos en funcionalidades (lógicamente), y lo único que cambia es en el aspecto estético, con un fondo blanco y diversos motivos en dicho color el primero, mientras que el 513SP posee dial en fibra de carbono.

El cristal de estos nuevos Edifice es mineral, su movimiento funciona con una batería SR927W (con dos años de energía), y su peso es ciertamente algo destacable: 169 gramos en ambos modelos, aunque ciertamente sus medidas también son generosas: 48.4 X 45.4 X 11.7 mm. Poseen fecha del día (a las cuatro).