Cómo medir correctamente los pasadores de un reloj

No son pocos los aficionados, y bastantes relojeros incluso, los que tienen la costumbre de medir mal los pasadores. A pesar de ser esta una pieza que bastante a menudo nos vemos en la necesidad de sustituir, muchas personas ignoran la forma de medirlos correctamente. Las consecuencias de ello pueden ser graves, incluso pueden llevarnos a perder el reloj.

Pasadores que ajusten demasiado, hará que la humedad entre en su interior y, por consiguiente, su durabilidad disminuya, al dañarse el muelle. Si esto ocurre, el pasador puede soltarse. También se corre el riesgo que a la hora de sacarlos o meterlos podamos dañar la caja, o deteriorar los agujeros donde se alojan.

Documentos técnicos para expertos: sistema de pulsadores y alojamiento de pilas

Casio ha publicado los diferentes sistemas técnicos que incorporan a algunos de sus nuevos relojes, entre ellos algunos de los últimos Core Guard con pulsadores que, aún en el exterior, poseen la nueva tecnología «pipeline» (exterior) y unión indirecta (interior) que hace que los G-Shock, a diferencia de modelos de antaño, puedan tener unos pulsadores bien a la vista, en el exterior de la carcasa (caso de los GA-2000) sin que ello afecte la integridad del reloj. El «cómo lo han hecho posible» es mediante un sistema de contacto indirecto el cual, como su nombre indica, no «golpea» directamente contra el extremo del módulo, así que no hay peligro de dañar éste (otra cosa es que el propio pulsador sí pueda dañarse, pero para eso están las «pipeline», ¿recuerdas?).

El otro sistema es un nuevo dispositivo de alojamiento de pila para algunos de sus relojes, con un elemento de cierre seguro y apertura rápida mediante tornillo (la mayoría de los Casio hasta ahora – dejando aparte los Casiotron – eran por resorte y pestaña, muy agradable y sencillo de operar, pero muy delicado y cuidadoso también, porque si se desgasta la pestaña el resorte salta por sí mismo), que asegura el emplazamiento de la pila y mejora los cambios sucesivos, sobre todo en aquellos módulos con pilas de una duración corta (en los 10 Years Battery Life no hay problema, pero en los de 2 años la cosa es diferente).

Cómo volver a cerrar correctamente un caja roscada

Los relojes con caja roscada nos vienen de fábrica con un par de apriete determinado. Si, una vez abierto, lo cerramos con demasiada fuerza, corremos el riesgo de dañar la rosca o/y la junta de estanqueidad. Si hacemos lo contrario, y lo cerramos con poca fuerza, podemos poner en peligro el módulo, al dejar filtrarse la humedad o, más peligroso aún, hacer que con el uso se acabe aflojando y pueda llegar a desprenderse.

Pero, ¿cual es el apriete correcto? Depende de cada fabricante y modelo. Con la moda de las pelotas de goma para cerrar relojes, y esperpénticos inventos varios, lo más habitual es dejar el reloj demasiado flojo. A simple vista puede que no nos demos cuenta de la situación, pero una caja roscada mal cerrada es mucho más grave que un tornillo flojo, ya que el resto de tornillos en una trasera de ese tipo puede suplir, en parte, la deficiencia de uno, pero eso no ocurre con las cajas macizas con cierre a rosca.

¿Qué otros servicios ofrecen los SAT de Casio?

Cuando hablamos ayer sobre las pilas, nos quedamos con las ganas de ofreceros más información acerca de los servicios que ofrecen los SAT de Casio (al menos, los oficiales de Estados Unidos), y algunas de las cosas que pueden hacer por tu reloj son realmente curiosas, y muy interesantes (y para los que apreciáis mucho vuestro reloj, o tenéis un «vintage» valioso – refiriéndonos no solo a su valor económico, sino también sentimental -), por lo que puede resultar algo sumamente útil. Por ello, no solo os ofreceremos detalles de esos otros trabajos que pueden hacer, sino también su precio para que os sirva de elemento orientativo – y en cierta forma extrapolable a otros países y mercados -.

No obstante tampoco lancemos las campanas al vuelo. Estos servicios de mantenimiento no están disponibles para todos los modelos, y si tu Casio no es un «premium», directamente pueden negarse a realizártelo. Pero yendo a las curiosidades, nos ha llamado la atención que les sugieren a los SAT que realicen un descuento de nada menos que el 20% del total de la operación, si con el servicio solicitado incluimos el cambio de alguna pieza estética (bisel, pulsador…), dañada, decolorida o afectada por la edad.

¿Cuanto cuesta cambiar la batería de los relojes más avanzados de Casio?

Casio ha actualizado el listado de precios de cambio de baterías de algunos de sus modelos, destinados a sus servicios técnicos. Es algo de lo que ya os hablamos en otras ocasiones, pero dado que hay nuevos precios, hemos creído conveniente dedicarle un poco de espacio para todos aquellos interesados. Es verdad que la información proviene de Casio USA (en Europa, ni en España, no hay precios oficiales que los hayan hecho públicos, por desgracia), pero como orientación os puede ser de gran ayuda.

Es interesante destacar que Casio distingue para sus modelos entre los resistentes al agua, y los no resistentes. Estos últimos tienen un precio estándar de cambio de pila de 22 $, mientras que los resistentes al agua, a partir de 100 metros, el precio asciende a los 32 $. Esto es así porque incluye el proceso de test – o prueba – de estanqueidad, algo que podemos hacer a parte (sin cambio de pila) a un precio de 25 $. También las pilas extra (en el caso que el reloj lleve varias) nos costarán un plus, 20 $ si son dos, 25 $ si son tres… También ofrece un servicio de recarga (sin cambio de pila o acumulador), cuyo precio es bastante alto, de 30 $, pero menos que el cambio del acumulador de un Tough Solar «convencional», que es 55 $. Si nos queremos ahorrar un dinerillo, y tal vez rescatar nuestro acumulador porque consideramos que puede tener aún mucho que ofrecer, podemos elegir la recarga solamente.

Funcionamiento y tipos de porta-cajas de relojero

Resulta curioso que, entre los instrumentos que habitualmente se utilizan en relojería, se mencione mucho a los extractores de pasadores, a los destornilladores, a las llaves jaxa, e incluso a los pigmentos como el lumen, y no se preste apenas atención a lo que es, en muchas ocasiones, la pieza vital de trabajo: el soporte del reloj.

Las llamadas «cajas de relojero«, portacajas o porta-cajas son eso, soportes que se utilizan para mantener el reloj fijo en una posición y poder trabajar con él más cómodamente. Con ellas, se reduce el riesgo de que el reloj se nos resbale de las manos, se raye, o se caiga.

El estuche que todo relojero anhela poseer

Sería el sueño de Adela, la de «La Elegante«, y seguramente el sueño de cualquier aficionado o profesional de la reparación de relojes. Y es que una de las cosas que más nos trae de cabeza a los que desarmamos y despiezamos continuamente relojes, son sus pasadores. ¿Cómo tenerlos ordenarlos? ¿Cómo tenerlos siempre a mano? ¿Cómo conocer las medidas exactas en cada momento? No es la primera vez que un pasador sale disparado y lo pierdo, y seguro que hasta al más cuidadoso le ocurre. Así que este precioso y práctico estuche es la solución.

Ordenados, como si se tratara de elementos biológicos en tubos de ensayo, este set de 400 pasadores que se puede encontrar entre las herramientas profesionales de Diloy incluye nada menos que veinte tipos distintos, ordenados perfectamente desde los 8 a los 24 mm. Con él, difícilmente te faltará ese pasador para la mayoría de relojes que caigan en tus manos.

Compatibilidad entre las correas de Diloy y G-Shock

Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos los que usamos relojes G-Shock, es encontrar correas cuando tenemos que sustituírsela. Y encontrarlas a buen precio.

Ya dijimos en otras ocasiones que Diloy era una de las firmas del sector más atractiva en este sentido, puesto que a un catálogo muy extenso se unen unos precios enormemente competitivos. Sin embargo, en ocasiones puede que no encontremos stock de esa correa en concreto, ya que, sobre todo las de los G-Shock más populares (los Five Series, y también de las series 6900), tienen una gran demanda.

Más sobre condensación (y cómo solucionarlo por nosotros mismos)

Hace poco me encontré con que uno de mis G-Shock, concretamente el GLS-5600, sufría de condensación. Ciertamente no era mucho, y no era tampoco algo preocupante, pero no deja de ser curioso que un reloj, cuyo cometido y concepción sea lidiar con las temperaturas más bajas (es de la familia Low Temp Resist), sufra ese problema. Es evidente que la atmósfera de las fábricas chinas donde los ensamblan no es la más adecuada (o al menos, no es como la de antes, cuando estos relojes se hacían en Japón).

En mi caso no era algo que fuese preocupante (es decir, no se empañaba tanto el reloj como otros que he visto), pero me desagrada saber que llevo «eso ahí».