Los relojes anti-COVID

Dicen que la temida «segunda ola» de la pandemia del coronavirus ya está aquí. ¿Sí? ¿No? Sea como fuere, se confinan zonas de grandes ciudades, aumentan los contagios y, lo más terrible de todo: suben los hospitalizados. Parece un deja-vu de la situación padecida hace unos meses, pero los expertos vaticinan que esto irá a peor, si en los próximos meses el coronavirus se «camufla» con la gripe.

En Argentina, donde han tenido que enfrentarse a ese problema este invierno, se han reducido los casos de gripe en torno al 60%, pero ha sido fruto de una medida drástica: la férrea cuarentena, que los argentinos ya la definían como «cuareterna» por su larga duración.

El Casio B650 llega a Estados Unidos

Oficialmente Estados Unidos ha sido el primer país en anunciar el nuevo modelo digital de Casio, dentro de su serie Collection («Classic», en este caso, para ese país norteamericano) y con el tipo de display con mejora de visibilidad (Easy Reading Display), el B650. De momento a él llegará una única variante, la estándar y principal de la serie, que es el B650WD-1A (el modelo en plateado, recuerda que las otras variantes son B650WC-5A -bronce-, y B650WB-1B -con acabado PVD en negro-). Este modelo, como bien recordarás, es en realidad la variante con armis y caja de resina pintada del Casio W-217, que es la versión de resina.

Es llamativo, por otra parte, lo asequible que será en los Estados Unidos, ya que allí se venderá a un precio oficial de 33,95 dólares. Cuando llegue a estas tierras, por tanto, es de esperar que su precio gire en torno a los 35 €. Pero eso será únicamente para la variante con acabado plateado, porque os podemos adelantar que las otras, con recubrimiento PVD, costarán en USA alrededor de los 60 $, y ese será -a partir de unos 60 €- el precio que deberíamos esperar también por Europa. Sea como fuere, deberían estar también al llegar por aquí.

Armis para los W-217

La variante con armis de los Casio W-217 se denominará Casio B650, algo habitual en Casio (si recuerdas, los W-202 tienen la variante de armis en los B640), el modelo en sí, por lo tanto, no cambia, y el principal interés estará en poder contar con el añadido de un bonito armis el cual, además, se comercializará en variante cobriza o negra (esta última con display invertido, y ambas con recubrimiento PVD).

Como podéis suponer, el armis es de láminas dobladas, y la caja es de resina pintada (no cromada). La parte más negativa la posee el cierre del mismo armis, que no es de tres pliegues ni de seguridad, sino que son los típicos armis partidos, idéntico cierre, por tanto, al que ofrecen también los B640. Una pena, aunque teniendo en cuenta la franja de precios por la que el modelo ha de moverse, no se le puede exigir demasiado.