Caja de acero, titanio o carbono… ¿Con cual te quedas?

Cuando buscamos robustez, durabilidad y resistencia, sin duda el acero no suele tener rival. Difícil de rayar, muy sufrido y que soporta bastante bien el rudo trato, fue el material elegido para las duras cajas de los primeros G-Shock. Es, por decirlo así, «el material histórico» de los G-Shock.

Sin embargo, muchos años después (más de diez años, en realidad), Casio se vio en la necesidad de ofrecer un material más, digamos, «elitista». Un metal que aunque ya no cumpliera tan bien esa labor (el titanio es más fácil de rayar), fuese muy apreciado por sus clientes. Así nacieron a finales de los noventa los G-Shock de titanio, con aquellos MR-G que todos tenemos en la memoria.

Stainless Steel

Admito que llegué a sufrir. A desesperarme. Un día llegué a ver un W-31 medio destrozado en una página de compraventa, en su versión roja, y me paré un instante a pensar si hacerme con él o no. Era un módulo simple, muy sencillo, no más allá de lo que ofrece un F-91, pero con una gran diferencia: su caja era «Stainless Steel«, y no «Stainless Steel Back«. Es decir: acero macizo.

Pero al momento siguiente, alguien lo había comprado antes de mí.

¿Por qué decimos que una caja de acero es «maciza»?

Lo habréis oído – leído – mencionar en más de una ocasión, «caja de acero maciza» o, en algunos casos y en algunos sitios, «caja sólida de acero». Pero, en realidad, ¿por qué es maciza o sólida, cuando todas tienen que ser huecas para, obviamente, acoger el movimiento del reloj en su interior?

Más aún: ¿es que hay cajas de acero que no son sólidas?

De vuelta a los armis

Yo siempre he sido de correas de resina. Siempre me han parecido lo más cómodo y lo más útil, aunque paradójicamente mi primer reloj digital era con armis, y el reloj que más tuve de pequeño, hasta que de adolescente pude comprarme uno con mi propio dinero, era también con armis. Y el armis nunca me resultó molesto, ya que jugaba, estudiaba, y salía a divertirme con él. Probablemente era debido a que era un reloj muy ligero, con eslabones laminados y caja chapada.

A medida que pasaba el tiempo y comenzaba a trabajar en tareas casi siempre manuales, en las cuales requerías moverte mucho, y a entrenar (el armis me molestaba especialmente cuando realizaba katas, mientras que la resina no) fui cambiando casi sin darme cuenta los relojes, adquiriendo siempre modelos con correa. Esto trajo consigo un mundo nuevo que antes me era desconocido: los recambios (nunca había tenido la necesidad de cambiar un brazalete de metal, a pesar del duro trato que les daba), las «re-adaptaciones» (las correas de otros relojes que me gustaban por su comodidad cortadas o «recortadas» para ponérselas a otros modelos)… En resumen: gastos, pero sobre todo preocupaciones y roturas.

Hace cinco años: los nuevos Sheen digitales llegaban al mercado


Un mes de mayo de hace ahora justo cinco años, veíamos con emoción cómo la línea metálica y brillante Sheen, para chicas, recibía unos espectaculares modelos íntegramente digitales. Son muy pocos modelos de Casio, y aún menos a nivel mundial, que tengan una caja y una pulsera íntegramente metálica. Si ha esto se une la disparidad de colores y diseños que Casio nos ofrecía, se convierte en algo todavía más extraordinario.

Los modelos eran los SHN-1003 (con módulos 3093 y 2962), y los SHN-1005, con módulos 3094. Los colores a elegir eran negro, azul, rojo, pasando por marrones, plateados, dorados y violetas. Con una pila CR1216 para los tres módulos, tenían una autonomía de hasta 2 años. Su peso -según modelo- eran de 67 o 70 gramos, y su precisión era de +/- 30 seg. por mes.

Nuevos Casio LTP-1350, el detalle romántico para señora


Preciosos los nuevos modelos de señora que Casio lanza en Europa para este mes de marzo. Se trata de la series LTP-1350, que integra el LTP-1350D-1A (plateado, esfera negra), LTP-1350D-7A (idéntico, pero con esfera blanca); LTP-1350G-1A (dorado, esfera negra), LTP-1350G-7A, idéntico al anterior pero con esfera blanca, y el LTP-1350SG-9A, que es sin duda el más impactante de todos, y que incluye decoración plateada y dorada.

Algunos de ellos (los plateados), posee exterior cubierto con PVD (no así los dorados, probablemente porque el acero inoxidable utilizado sea con cobre, aunque de esto no os lo puedo asegurar porque no he visto el brazalete «in situ», pero sabiendo que es lo que suele usar siempre Casio en su metalurgia, prácticamente podría asegurarlo).

Llegan los nuevos modelos para mujer: LTP-1345, LTP-1346 y LTP-1347


Casio continúa potenciando su gama femenina estándar, analógica y metálica, con todo un carrusel de nuevos modelos que harán las delicias de mujeres con cualquier tipo de gustos. Estos nuevos lanzamientos se dividen en tre grupos de variantes: la primera, los LTP-1345, poseen una caja circular, mientras que los LTP-1346 son cuadrados. Por su parte los LTP-1347 tienen una caja trapezoidal. Siguiendo estas formas, ambos grupos de modelos poseen una estética de colores parecida, variando, como acabo de mencionar, únicamente en sus cajas.

Vayamos con cada una de las variantes: LTP-1345D-1C, fondo negro y pulsera metálica; LTP-1345D-4C, idéntico pero fondo rosa; LTP-1345D-7C pero fondo nacarado; LTP-1345G-9C, totalmente en dorado con fondo amarillento; LTP-1345SG-7C, plateado con toques dorados, números horarios dorados y agujas doradas; LTP-1346D-1C (fondo negro); LTP-1346D-4C (fondo rosa); LTP-1346D-6C (fondo malva -o violeta para los más puritanos-); LTP-1346D-7C (fondo plateado); LTP-1346G-7C (fondo plateado y pulsera y caja doradas); LTP-1346SG-7C (dorado y plateado con fondo plateado y números dorados); LTP-1347D-1A (fondo negro, números plateados); LTP-1347D-4A (fondo rosa); LTP-1347D-7A (fondo blanco), y el LTP-1347G-7A, completamente dorado con flondo blanco.

Hace cinco años: G-Shock introducía sus «cube» metálicos


Hacía ya bastante tiempo que no tocábamos la sección de «recuerdos del pasado reciente» de Casio, y este es un buen momento para hacerlo. Porque en un febrero de hace justamente cinco años, Casio sorprendía presentando, dentro de su línea «cuadrada» (o «C3», «Cube», como se denominaba), a los nuevos metálicos duales (digitales y analógicos), en los modelos G-011D y G-011BD.

Realmente, la línea ya la había presentado en el mes anterior, en enero, presentando sus cinco modelos principales, los G-011D en versiones 2BDR, 4ADR, 6ADR, 7BDR y 8ADR. Estos nuevos miembros venían, por tanto, a enriquecer esa bonita línea (que, aunque pueda llevarnos a engaño, no eran íntegramente en metal, ya que en la unión de su caja con la pulsera, en el reverso, tenían elementos de plástico). El metal tenía además un tratamiento iónico (PVD).

El Casio EFD-1000D frente a sus rivales de acero


Del Casio EFD-1000D, el último modelo digital íntegramente de acero (con el permiso de los i-Range, exclusivos de Japón) de Casio, ya hemos hablado abundantemente aquí con ocasión de la prueba que le hicimos. Vamos ahora a compararlo con algunos modelos digitales de otras marcas, también de caja de cero, que podemos encontrar en el mercado. Los relojes que veremos en esta comparativa son el Nixon A323, el Nixon A158, el Diesel DZ7227, Diesel DZ7186 y Diesel DZ7202, y, por último, el Kenneth Cole KC391.

Una de las principales trabas que se le ponen a este EFD-1000D es su display invertido. Cierto. Pero tampoco deja de serlo el hecho de que la mayoría de los modelos digitales de metal que hay en la actualidad disponen de un display similar. Hay muchas razones para ello, pero la principal es estética, porque las ventajas de un display sin invertir son indudables.