Nuevos Casio A168…, para seguir yendo a la moda

El otro día hablaba con un caballero muy aficionado a los Casio, que los A1000 no se veían por ningún lado y que parecía que Casio había pinchado en hueso con ellos. Y precisamente esta mañana me contaba «un pajarito» que ni muchísimo menos: son de los modelos que más se venden dentro de la nueva línea Vintage, y principalmente sus variantes más caras están teniendo un éxito arrollador.

Pues como ese tipo de relojes parece que le funcionan a Casio, y como supongo que aquellos Casio A168 con máscaras cuadriculadas y demás les ha funcionado también fantásticamente, han vuelto a repetir. Se han subido a la parra que no veas, pero amigos, si se venden, pues genial. Y es que han lanzado una variante especial de estas «multicolor» – efecto arcoiris – que ya vimos en alguna que otra edición de G-Shock, por (agárrese usted) casi 200 €. En concreto, 179 €. No está mal para un módulo que es un F-91, ¿verdad?

Pack vintage de Casio Collection

Muy bonito el Pack Vintage que Casio comercializa en Polonia, compuesto por el reloj dorado A168WG-9EF, y la calculadora solar (también en su versión dorada) SL-1000SC-GD-S. Este «gift set» («set para regalo») incluye como extra, además, un bonito bolígrafo, en blanco, serigrafiado con el logo de la marca japonesa. La estética es muy «cool» y juvenil, con un claro aire «ochentero» con dibujos como el de un joven con un radiocasette al hombro. Los colores también son muy acertados, y el modelo elegido, aunque podrían haber optado por mejores opciones que en su colección Vintage tienen en Casio, no está nada mal. Al fin y al cabo el A168 es uno de los cromados que más ventas tienen entre el público femenino.

Respecto a su precio, al cambio son unos 70 €. Teniendo en cuenta que el A168WG-9EF nos cuesta más de 50 € (aunque se puede encontrar más barato), y que por la calculadora SL-1000SC tendríamos que desembolsar unos 13 € (euro arriba o euro abajo), nos sale el bolígrafo por unos 7 €. No está mal, no es el mejor precio del mundo, pero bueno, para un buen regalo queda bonito. Eso sí, siendo realistas nos sale más a cuenta adquirir cada cosa por separada, excepto el bolígrafo claro, que será imposible de encontrar suelto.

Nuevos A168 «con la cosa esa envejecida»

Creo que pocas cosas le quedan a Casio ya por hacer en los A168, porque con sus frontales, colores y diseño han hecho de todo. Ciertamente que es uno de los old-school que más se vende – solo hace falta echar una mirada a nuestro alrededor para comprobarlo -, gracias a su competitivo precio y a que, a diferencia de los F-91, ofrecen un armis de metal (y también, para qué negarlo, porque muchos inocentemente piensan aún que su caja es de macizo acero).

Ahora el fabricante nipón nos ofrece dos variantes, que básicamente son la misma pero con display invertido una, y en positivo la otra, con un exterior «gun-metal», o simulando metal envejecido. Claro que este acabado no se parece en nada al metal envejecido (que esto sí que era metal) de los GMW-B5000V, con «V» de «Vintage» que, gracias a un proceso específico aplicado al recubrimiento, mostraba partes desgastadas (realmente el pintado tenía un acabado igual de lustroso que el resto, pero luego Casio los desgastaba a posta para darle ese acabado). Según G-Shock, así simulaban un reloj digital que había sufrido mucho y que nos habría acompañado durante muchísimos años.

Un acabado para perdurar

Durante los años ochenta se hicieron muy populares algunos modelos de relojes de Casio coloreados. A diferencia de muchos de los actuales F-91, los de resina a color llevan el pigmento impregnado en la propia resina, y es imposible que pierdan el color (pueden desgastarse, envejecer, decolorarse, pero no caérseles el color). Aquí siempre hemos defendido ese procedimiento de color para las cajas de resina, porque ni los cromados, ni los pintados, resisten el paso del tiempo (que se lo digan a mi CPA-100, ya con las esquinas totalmente «peladas»).

Inexplicablemente, Casio no es muy proclive a este tipo de acabados en los últimos años, y en su lugar ha optado por las resinas pintadas. Es cierto, nadie lo pone en duda, que este tipo de acabados pintados tienen sus ventajas: con una misma caja de un mismo fondo base, podemos obtener variados colores. Esto es: no tenemos que modificar la mezcla de resina que es, básicamente, la misma. Así que aunque en costes de producción no haya apenas diferencias entre una caja pintada o una impregnada, sí las hay en cuanto a eficiencia. Y por supuesto es más cómodo y rápido hacer una misma caja para todos, y pintarla luego después.

¿Conviene que le cambiemos nosotros mismos la pila a los Collection?

Mucho se ha hablado estos días sobre los modelos retro de Casio, los A158, A159, A168, los F-91 metalizados, los LA670, los LA680… También mucho se lleva hablando sobre el oficio de relojero, su crisis y su amenazante desaparición.

Pero, sin embargo, Casio no puede decirse que no intente ayudarles. Porque desde sus inicios los módulos de esos mencionados «retro» de Casio (y de algún otro) requieren la intervención de un profesional o, al menos, de gente con bastantes conocimientos.

Comparativa: los Casio y Marea old-school, frente a frente

Actualización: Añadidas imágenes de las versiones en resina del F-91.

Original:

Hace algunas semanas os pusimos aquí un post que levantó, en cierto modo, ampollas, en donde os hablábamos de los nuevos modelos old-school de Marea, una copia «sin piedad» (como tantas otras) de los F-91 y de los A168 de Casio. Hoy vamos a ir un paso más allá, porque vais a alucinar con este «frente a frente» que os traemos, nada más y nada menos que los A168 «originales» de Casio, junto con su clónico (que es casi un calco), los Marea 35313.

Como veis, Marea ha copiado a Casio incluso en el color del frontal, pero que no os lleve a engaño el modelo japonés: se trata de la variante con letras plateadas y cristal espejado, y de ahí sus brillos, mientras que Marea ha grabado las leyendas en un anodino negro.

¡Sorpréndete! Aquí están los nuevos A168 metalizados

Te lo adelantamos aquí en ZonaCasio hace unos días, y por fin os podemos ofrecer ya las imágenes oficiales de los nuevos A168. Dejando a un lado su precio, la verdad es que su diseño es impresionante, muy bonito, con frontales a color espejados y una nueva versión, además, invertida. Por 70 € que costarán las versiones más caras (las de acabado dorado), habría sido genial que Casio les hubiese puesto una caja de metal, pero no será así: todas seguirán siendo de resina y cromadas.

Lo que sí varía es el filtro polarizador de su módulo, con un toque apagado que da apariencia de difuminado, y que en algunos de ellos (como la espectacular A168WECM-5EF) irá a color.

Llegan nuevas variantes de los A168 Old-School para Collection

Ha sido un día agotador. No solo porque he tenido que desarmar este ordenador e intercambiar su disco duro (por cierto, menuda «basurilla» venden estos de Acer), que también, sino porque, además, mañana me espera otro aún peor.

Pero no vengo aquí a contaros mis penurias, que bastante tendréis con las vuestras, además. Más bien vengo a deciros que, como sé además que muchos le tenéis bastante cariño, Casio lanzará nuevas variantes del A168 próximamente. En realidad ya las deberían de tener puestas en sus páginas oficiales europeas pero, como ocurriera con el GMW-B5000, decidieron quitarlas de improviso y ahora el link deriva a la página inicial de Collection. Alguien debió publicarlas sin querer (o queriendo), y luego tuvo que -por desgracia para nosotros, claro- volverse atrás.

Casio lleva lo retro a la calle en Fleux de París

Una de las principales firmas de boutiques de decoración parisinas, concretamente Fleux, se ha convertido en actualidad por su llamativo escaparate, en el cual han colocado un digital de Collection en tamaño gigante, que tiene la particularidad de un frontal muy dinámico, que gracias a la tecnología de LEDs puede cambiar de diseño.

El trabajo es una obra de los expertos en publicidad de la firma Spear’hit, una compañía con sede también en París y que destaca por ofrecer publicidad de vanguardia con las últimas tecnologías, y sin duda este llamativo reclamo para la famosa tienda parisina es una buena muestra de ello.

¿Es real la moda de lo retro? (II): para Casio, los digitales de los setenta son «ésto»

Pasmado me he quedado con el último comunicado de Casio, donde no se ruborizan lo más mínimo al describir a un A168 (encima con display invertido, como si en los setenta fuera eso lo más habitual) como un reloj que «reinterpreta» a los primeros digitales originales de los años setenta.

Repasemos un poco la historia, y resumamos qué tenían aquéllos primeros digitales (tomando como ejemplo, sin ir más lejos, a los propio Casiotron), y qué tiene el A168, si es que tiene algo, como para que en Casio lo consideren un heredero de aquellos.

¿Es real la moda de lo retro?

No suelo ver la televisión y, las pocas veces que lo hago, suelo elegir siempre dibujos animados. Pero confieso que sí me gusta (cuando coincide que lo están emitiendo, que son escasas ocasiones) el programa de «Los cazatesoros» («American Pickers»). Seguramente la mayoría lo conocéis pero para quienes estén en una situación parecida a la mía y la televisión sea «ese extraño objeto que a veces aparece en casa», os resumiré su temática diciendo que son dos tipos que tienen una tienda de antigüedades (bueno, creo que ahora, tras su éxito, tienen varias) y se dedican a recorrer Estados Unidos buscando esos objetos «de anticuario» que ya no se ven y/o se fabrican. Por supuesto, algo así solo puede ocurrir en Estados Unidos, un país inmenso. En España habría acabado la serie a mitad de temporada.

Ellos (los dos anticuarios que van por ahí «recolectando» objetos) suelen decir que tienen gran éxito y venden -y mucho- porque la gente busca ese tipo de objeto auténtico, los reales que se hacían antes, y no las numerosas imitaciones del mismo objeto que se fabrican ahora. De esta forma, no resulta extraño que ese artículo valga el doble (o el triple) aún usado, que su variante o imitación actual. Las razones son múltiples, y en algunos episodios de la serie a veces las explican: los antiguos duran más; los antiguos están mejor acabados; los antiguos poseen mejores materiales; los antiguos son más completos o tienen más características; los antiguos son «Made in USA» y no «Made in PRC», etc.