¿Tendrá que elevar Casio los precios por la pandemia?

Hemos oído durante estas últimas semanas muy habitualmente la escalada de precios en torno al material sanitario, producida por la escasez de mascarillas, de geles hidroalcohólicos, e incluso de guantes desechables (ahora mismo muy difíciles de encontrar, y desde algunas fuentes señalan que la escasez puede durar incluso hasta noviembre, dada la brutal cantidad de pedidos acumulados para abastecer hospitales, que ha echo saltar por los aires la capacidad de proveer las materias primas).

Sin embargo, pocos hablan del otro gran damnificado: las resinas. La creciente demanda de material de separación como paneles y cabinas transparentes ha hecho que compuestos como el metacrilato empiecen a escasear, y de hecho algunos fabricantes de juguetes ya tienen dificultades por la falta de material para abastecerse. Es curioso que, como ocurrió en la II Guerra Mundial con el acero, sean ahora las resinas lo que escasee, y es precisamente el material principal de muchos de los artículos que usamos a diario. Pero el problema es más grave aún, porque casi todo el material médico (para intubación, exploración, diagnóstico…) suele tener sus cuerpos de resina.

Las marcas de relojería no dependen demasiado de este material, no obstante, porque la mayoría hacen uso de metales. Pero siempre hay una excepción, y esta es Casio. Porque la firma nipona se sustenta, en un volumen muy elevadísimo, de las resinas para subsistir.

Por supuesto, de momento en Casio no deberían tener ningún problema. Seguramente tienen material de sobra almacenado para biseles, cristales y cajas, pero si los proveedores de la materia prima comienzan a subir los precios, la cosa puede cambiar bastante.

Recordemos que los fabricantes recurren a las famosas «perls» para el proceso de fundición y moldeo, que suelen llegarles en grandes sacos desde las factorías generadoras. Casio, obviamente -como la mayoría- no tiene potencial de reciclaje, ni tampoco de generación, ya que hasta el alpha gel que usan, o la fibra de carbono, les llegan de proveedores externos.

Con una demanda mundial de plásticos sin precedentes, sería un buen momento para que empiecen a plantearse muy seriamente en Casio no solo el reciclaje de mayor número de sus relojes de resina, sino crear biseles más sólidos y menos frágiles y, sobre todo, recurrir más al metal y al cristal mineral.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com