Casio Collection: comparativa de tamaños

Mucho se ha hablado sobre el tamaño de los modelos de Casio actuales y de los antiguos. Sobre todo, en lo que respecta a su tamaño se ha notado una clara tendencia a hacerlos más grandes, algo evidente en algunas gamas como G-Shock. Pero seguro que a muchos os resultará curioso saber un poco cómo era el tamaño de aquellos primeros Casio respecto a los de ahora, y para ello nada mejor que elegir eso: uno de los primeros, primerísimos modelos. Tanto, que estamos hablando de uno de los modelos de resina que fueron inéditos en el mercado. Tras el carismático y novedoso F-100 que, con su módulo 52, apareció en el mercado en 1977, en 1978 vería la luz el F-200, con el módulo 55 y que sería su sucesor. Fue uno de los primeros relojes en ofrecer las, a posteriori, combinación de leyendas en color amarillo y blanco, y uno de los predecesores de los famosos y múltiples modelos de resina que coparían el mercado la década posterior.

Por lo tanto, es un modelo muy útil para comparar medidas y saber si realmente los relojes de aquellos años, en lo que a Collection se refiere al menos, eran tan compactos o no.

Pero para mejor verlo es conveniente compararlo con otro modelo carismático, y creemos que no habría uno más adecuado que el F-91, principalmente porque todo el mundo lo conoce, más o menos, y seguramente lo tendrá o lo habrán usado, por lo que será una manera bastante sencilla de imaginarnos las proporciones de ambos.

Un F-91 tiene unas medidas de 38,2 x 35,2 x 8,5 mm., mientras que el F-200 mide 33 x 31 x 10, que si añadimos las asas, se convierten en 40 x 31 x 10. De manera que sí, los modelos de Collection de antes eran más pequeños, aunque en grosor eran mayores sus proporciones. Y eso que estamos comparando un reloj de los 70, con uno de finales de los 80, con una década casi «clavada» de diferencia. Si elegimos otros modelos la cosa puede ser más llamativa aún:

– El DW-291: 50,5 x 50,4 x 13,5

– El W-202: 38,9 x 35 x 9,4

Y en G-Shock los números ya se disparan:

– El GBX-100: 50,9 x 46 x 14,7

– El GW-B5600: 48,9 x 42,8 x 13,4

De manera que, aun un reloj que para la época era «grande», hecho de resina, hoy se queda en un tamaño muy «unisex», porque sí: los relojes han aumentado de tamaño notablemente respecto a cómo eran antes. Y eso que no hemos incluido modelos «de caja grande» como lo son el GX-56, GD-350 o los GA-110 y familia.

Así las cosas, no es raro que a los Collection old-school de ahora se les llame, se les venda y se les crea, como relojes «unisex», o incluso relojes claramente femeninos (he ahí los A1000, sin ir más lejos), y para hombre casi tengas que usar un reloj cuya correa, en ocasiones, pareciera que le tengas que dar dos vueltas. Malos tiempos para los que tengan brazos delgados.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com