El modder Neutrino se enfrenta a una querella de Casio por modificar su calculadora

Hace poco nos asombrábamos del trabajo de Neutrino modificando el hardware de una calculadora de Casio, añadiéndole un display LED, e incluso conectividad Wifi, en un alarde de ingenio y miniaturalización. Pero la repercusión ha sido tanta – ya rondaba el millón de visitas su vídeo en Youtube – que al modder le ha salido, en cierta manera, «el tiro por la culata», o más bien ha sido víctima de su propio éxito. Y es que a Casio no le ha hecho ni pizca de gracia que retocaran tanto, y tan profundamente, una de sus calculadoras.

Hay que reconocer que, bueno, lo que hizo la compañía Casio es bastante comprensible. Uno de los principales usos de sus calculadoras se centra en el entorno educativo, y grandes esfuerzos – tanto de personal, de desarrollo, como de inversiones – han hecho desde la firma japonesa para que pudieran ser aceptadas entre los estudiantes, y que éstos pudieran usarlas en sus exámenes. Si ahora empieza a correrse la voz de que podemos modificar una de sus calculadoras para hacerla un instrumento poco menos que «de espionaje», la base de su negocio, o uno de su conjunto de clientes más fuertes en el mercado, el académico, puede venirse abajo. Y si eso ocurre el estudiante sufrirá las consecuencias, y en suma todos sufriremos – porque tampoco la marca podrá invertir lo que invierte en desarrollo de nuevos y más atractivos productos -, pudiendo llegarse hasta el extremo de que en muchos centros educativos se prohíban el uso de calculadoras, por temor a sus modificaciones.

En Casio han acudido a la firma especializada REACT, que se dedican a este tipo de batallas legales, para sacar toda su artillería y acusar al modder de infringir la propiedad intelectual de Casio al modificar la estructura, ingeniería y toda una larga lista de cosas (ejem, hay que reconocerlo: Neutrino trastocó el aparato de arriba a abajo). Inicialmente fueron contra el gigante Github, una plataforma que actúa como repositorio de código fuente debido a que Neutrino subió la programación necesaria para la modificación, pidiéndoles que retirasen todo lo que allí se había puesto. La petición de los abogados contratados por Casio no tiene pérdida:

«Les escribimos desde REACT en nombre de Casio. REACT lucha activamente contra la falsificación de productos. Nos llamó la atención que el repositorio mencionado a continuación está utilizando un código fuente protegido por derechos de autor para modificar el programa protegido por los derechos de autor de Casio. El código que contiene el repositorio es exclusivo y no debe publicarse. El contenido alojado es una copia directa y literal del trabajo de nuestro cliente. Por la presente, le solicito que tome medidas expeditas: eliminar o deshabilitar el acceso al contenido infractor de inmediato, pero en cualquier caso a más tardar dentro de diez días a partir de hoy».

Inmediatamente, los administradores de Github inhabilitaron el acceso a los archivos del modder, pero Neutrino no se quedó callado, y pronto presentó batalla, aduciendo que le acusan sin fundamento alguno. Sus palabras fueron estas:

«Me acusan de usar un código fuente protegido por derechos de autor para modificar el programa protegido por derechos de autor de Casio. Pero mi código no tiene nada que ver con eso. El código fue escrito por mí completamente desde cero y todas las bibliotecas incluidas en mi archivo fuente fueron hechas a partir de código abierto. Todo esto lo menciono claramente en el archivo léeme de mi repositorio de GitHub. Supuestamente, también me acusan diciendo que ‘todo el repositorio está infringiendo (los derechos de autor)’, pero en realidad el contenido original que señalaron no tiene nada que ver con mi código».

La verdad es que desde Casio creo que se equivocan dándole el enfoque «software» al asunto. En realidad, podrían ir más allá – dejando cuestiones legales aparte, que eso dependerá de cada legislación -, aduciendo la modificación del diseño en sí de la calculadora (o sea, la parte «física»), que eso sí atenta directamente contra el registro de diseño de Casio.

Pero Neutrino, en cualquier caso, les ha salido respondón, y si en Casio (o bueno, los de la REACT en nombre de Casio) han puesto la querella, él ha respondido lanzando una contrademanda frente a la Ley de Derechos de Autor de la Era Digital (DMCA), con el fin de recuperar sus derechos y volver a poner al público todo el código fuente. Si quieres seguir el curso de este culebrón, puedes hacerlo desde aquí. Aunque me da que esto va a ir para largo.

| Redacción: ZonaCasio.com / ZonaCasio.blogspot.com